25 julio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

«La gente pone el producto en el carrito, pero llega a la caja y no lo lleva», el llanto de los supermercadistas tras el irracional aumento de precios

Resistencia. En una nota publicada en la capital chaqueña Miguel Simons habló de los incrementos en estos primeros días de marzo. Apuntó a la política nacional, se quejó de que la gente compra en supermercados chinos, dijo que los empresarios trabajan con márgenes en el abismo, y opinó de las causas de la inflación.

Norte le dio espacio a uno de los supermercadistas referentes del rubro en Chaco, quien se refirió a «la gente de a pie» y dijo que la situación es cada vez más repetida en los comercios que venden lo más básico de la canasta familiar.

«Ver comprar a la gente en los supermercados chicos, en los mayoristas o en los de cadenas es muy triste . Da vueltas, mira el gramaje y el precio, pone el producto en el carrito, pero llega a la caja y no lo lleva porque es muy caro y la plata no le alcanza», dijo Miguel Simons, que buscó en todo momento explicar lo que sucede pero no supo decir porqué los supermercadistas chaqueños llevan los precios de algunos productos a las nubes.

En su anális sobre el contexto de ventas y la reacción de la gente, Simons explica que «hay ofertas en productos lácteos y carne. Y se mantienen estables los precios de productos como el arroz y los fideos, que siguen en niveles altos», analizó Simons.

En esa línea, comentó también que «las ofertas se circunscriben a las necesidades de ventas de los distintos proveedores, que tienen stock, sobre todo los que venden productos perecederos. Esos no son precios sino ofertas que pueden durar pocos días», explicó.

l empresario alertó: «Por la recesión y la falta de ventas, estamos trabajando con márgenes en el abismo» . «Necesitamos mantener un cierto flujo de dinero para seguir pagando impuestos que no han bajado, y costos fijos que no se redujeron, por el contrario, ya sabemos que en los próximos meses tendremos aumentos en luz, agua, alquileres, salarios, mantenimiento de la estructura, seguros y logística», reveló.

Mientras advirtió que los costos fijos van en aumento, Simons afirmó que las empresas «van postergando ajustes por la necesidad de ventas, algo que en algún momento también se deberá blanquear «. Sin embargo, durante marzo habrá una serie de actualizaciones en distintos precios relativos que se trasladarán a los productos en la góndola.

El empresario, que como otros tantos sacaba buen provecho de las medidas apuntadas al consumo establecidas por el kirchnerismo, dijo que «eEsta política es nefasta para los supermercados de proximidad, porque cada vez hay mayor concentración de ventas en las grandes cadenas , en los supermercados mayoristas. Cuando la situación mejore en unos años, habrá una concentración de comercios exprés de las grandes cadenas, que es una tendencia mundial».

Alertó que los pequeños supermercados dejaron de incorporar personal . «Debemos estar en los peores niveles históricos», en cuando al empleo en general en todo el sector supermercadista, estimó.

«Ningún colega habla de incorporar personal. Entre costo salarial, aportes y seguro, un empleado que recién comienza hoy cuesta un millón de pesos», reveló.

«No cambiaron las causas de la inflación», y marcó variables determinantes que tienen una evolución ficticia como «el déficit cero a base de no pagar a nadie, importaciones frenadas porque no hay consumo, la emisión de bonos y la casi nula demanda de dólares». «¿Son reales las reservas que acumuló el gobierno?  No fueron generadas porque hayan llegado inversiones o porque se vendió la cosecha, sino que son ahorros por no pagar y por planchar la demanda en la economía «, planteó.

Compartir