23 abril, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Los gobernadores de Chaco, Corrientes y Jujuy se diferenciaron del presidente del partido Martín Lousteau por el voto negativo del DNU

Luego de que el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Martín Lousteau, votara en contra del DNU 70 que se trató ayer en el Senado y fue rechazado por 42 votos contra 25, un grupo de líderes del partido -cuatro gobernadores y los titulares de bloque del espacio en ambas cámaras- firmaron un comunicado aparte en el que se despegaron de esa decisión. En la misiva apoyan la idea de impulsar nuevas reformas en el Gobierno, aunque repararon en que la gestión de Javier Milei debe llamar al consenso y abandonar el tono de la campaña electoral.

La carta lleva el sello partidario y fue firmada por Leandro Zdero, de Chaco; Gustavo Valdés, de Corrientes; Alfredo Cornejo, de Mendoza; y Carlos Sadir, de Jujuy.  No lo rubricó el santafesino Maximiliano Pullaro. Además, sellaron su firma los presidentes de bloque en el Senado, Eduardo Vischi, y de Diputados, Rodrigo de Loredo.

Bajo el título «Queremos un cambio en el país y una UCR moderna», los dirigentes manifestaron que la Argentina necesita «acuerdos y consensos» que permitan sacar al país del «estancamiento y la decadencia» que le achacaron al kirchnerismo.

«Respetamos el camino que eligieron los argentinos en las elecciones del año pasado con un claro mandato de cambio y vamos a contribuir con las herramientas justas y necesarias que el gobierno necesita para avanzar en su plan de gestión», sentenciaron, luego de que el presidente del partido ayer considerara que el DNU de Milei era «inconstitucional» y luego votara en contra.

«Queremos un cambio en el país y trabajamos para construir un partido moderno, que acompañe las reformas estructurales que necesita hoy la Argentina. Apoyamos el orden de las cuentas públicas para salir de esta debacle y avalamos que esté en el orden de prioridades del Estado nacional la discusión de avanzar para que haya equilibrio fiscal y no vivir con déficit fiscal como ha pasado en los últimos 65 años, lo que achata cada vez más nuestras posibilidades de crecimiento como país», manifestaron los dirigentes de la UCR.

La UCR con grieta propia

Esto genera una división fuerte dentro del radicalismo, que se vio reflejada en la sesión especial por el proyecto que buscaba modificar la fórmula jubilatoria, primero en Diputados, y ayer, como se vio, siguió en el Senado.

La mayor parte del bloque en la Cámara baja, que responde a De Loredo, no bajó al recinto, cinco diputados ligados a Facundo Manes colaboraron para alcanzar el quórum. Finalmente, los legisladores de Hacemos Coalición Federal, que impulsaban la iniciativa, no lograron conseguir el número para tratarla.

Compartir