17 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Massa y Milei, al balotaje: sus estrategias para captar el voto de los otros tres candidatos

Buenos Aires. Contra todo pronóstico, Sergio Massa fue el gran ganador de la jornada. Comienza a convertirse en líder. Después de su victoria en las elecciones generales con el 36% de los votos, subió al escenario y optó por un discurso moderado pero emocional, en el que tendió puentes a todos los sectores para el balotaje del próximo 19 de noviembre contra Javier Milei.

“Voy a convocar a un gobierno de unidad nacional”, prometió.

Uno de los factores sumamente importantes para el batacazo del exintendente de Tigre fue a amplia victoria de Axel Kicillof en la provincia, lo que demuestra que ña maquinaria del peronismo bonaerense tuvo un papel fundamental para que el líder de UxP ganase este domingo. Fue el propio Massa quien, desde el 13 de agosto, se encargo de tejer los compromisos con los intendentes y gobernadores y mostrar que él puede ser el nuevo jefe del espacio. Massa le dio al peronismo, que estaba en retirada, conducción y una nueva ilusión.

Ayer, En su discurso, el candidato a presidente de Unión por la Patria habló sobre “aquellos que quieren abrazar el orden”, en referencia a Patricia Bullrich; buscó atraer a los radicales que gobernarán cinco provincias de Juntos por el Cambio; hizo alusión a la propuesta de Juan Schiaretti de “abrazar el federalismo”; habló de “un gobierno unidad nacional” y se desligó por completo de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Con estas declaraciones, Massa pareciera ser la cara de un nuevo peronismo, postkirchnerista, blando, pasteurizado y amplio Un dirigente que busca convertirse en líder y que apuesta a un modelo de “Estado grande”.

Desde el lunes y hasta el 19 de noviembre, el actual ministro de Economía intentará captar los votos de la izquierda, del peronismo no K de Hacemos por Nuestro País y del radicalismo. La UCR no tiene salida: o pacta con Massa o se recluye en una visión provincial. Pero está claro que Milei, siempre crítico de los radicales, no les resulta atractivo.

En tanto, Javier Milei terminó en segundo lugar con el 29,99% de los votos. Su caída en estas elecciones generales se debió a varias razones: la dureza y la confrontación de sus discursos, la reivindicación de las represiones y sus ideas de ultraderecha. La gente sintió miedo del candidato de La Libertad Avanza y Sergio Massa aprovechó esta situación para implantar la “estrategia del miedo”, que tuvo un resultado exitoso para su conveniencia.

En su discurso, el libertario mencionó que hará “tabla rasa con Juntos por el Cambio”, para intentar captar los votos de Patricia Bullrich y Jorge Macri, a quien felicitó después de su victoria en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, el resultado final abre un interrogante: ¿Cuánto más puede crecer Milei en cantidad de votos?

Cabe aclarar que la figura de la candidata de JxC quedó deteriorada: sacó menos porcentaje que en las elecciones primarias de agosto. Por esa razón, una de las hipótesis para el balotaje del 19 de noviembre es que el líder de La Libertad Avanza tendrá que sentarse a negociar con Mauricio Macri, lo que permite deducir que no conseguirá la cantidad de votos que realmente está buscando y necesitaría para convertirse en el nuevo presidente de la Nación.

Compartir