27 mayo, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Medida del BCRA inmoviliza el 10% de los montos en las cuentas de billeteras virtuales

Buenos Aires. Apartir de este lunes, una medida del Banco Central afecta a una herramienta que miles de argentinos usan para intentar proteger sus ahorros de la inflación. Se trata de un cambio en las reglas que golpea a los fondos comunes de inversión money market, el instrumento financiero detrás de las cuentas de ahorro en billeteras como Mercado Pago, Ualá, Personal Pay, Naranja X y otras similares, que tendrá como efecto una caída en su rendimiento nominal.

Es que, días atrás, el Banco Central anunció una baja en las tasas de interés de referencia (las recortó del 80% al 70% anual) y decidió, también, subir del 0% al 10% el encaje sobre las cuentas a la vista remuneradas de estos fondos comunes de inversión, en una medida oficializada en la comunicación «A» 7988/2024 del BCRA, que rige a partir de este lunes.

Los encajes bancarios son una parte de los depósitos que bancos u otras entidades financieras deben dejar inmovilizadas en el BCRA. Es decir, es una parte del dinero de sus clientes o depositantes que no pueden prestar o invertir en otros instrumentos financieros. Se trata de una herramienta que se utiliza dentro del sistema bancario para intentar garantizar un mínimo de liquidez, en caso de que los ahorristas quieran retirar sus depósitos.

Pero también el manejo de los encajes tiene un efecto sobre el dinero y el rendimiento de las inversiones: al dejar inmovilizado parte de ese capital en el BCRA, las entidades financieras no tienen la oportunidad de prestarlo o invertirlo para obtener mayores rendimientos, para luego remunerar a sus clientes.

En el escenario actual, ese efecto se combinará con la baja en las tasas de interés que dispuso el BCRA para tener, como consecuencia, una caída en el rendimiento de las billeteras digitales y de otros FCI, que comenzará a verse a partir de hoy.

«El impacto directo es la baja de tasas remuneradas y baja de tasas de plazos fijos», advierte Gabriela Friedlander, directora de Asset Management de Balanz. «La remunerada va a bajar más aún, dado que le están incorporando un encaje que antes no existía«, resume la ejecutiva, al analizar el impacto de corto plazo de la medida del BCRA.

Los fondos comunes de inversión money market habían ganado popularidad en los últimos años a raíz de la aceleración inflacionaria. Se trata de instrumentos en pesos, que permiten invertir en moneda local y obtener un rendimiento diario. Pero a diferencia de otras herramientas, como los plazos fijos (o los fondos a 24 o 48 horas), ofrecen al ahorrista la posibilidad de retirar esos pesos de manera inmediata. Así, se volvieron un recurso cada vez más cotidiano y ofrecido tanto por bancos como por sociedades de bolsa (Alycs) y hasta las billeteras virtuales.

Al cierre de esta nota, la cuenta remunerada de Mercado Libre registra un rendimiento anualizado del 71,1%, mientras que el de Ualá se ubicaba en 71%. Son rendimientos inferiores a la inflación, pero que de todas maneras siguen resultando atractivos para ahorristas minoristas ante una caja de ahorro bancaria, que no ofrece remuneración.

Según datos de la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (Cafci), en febrero de 2024 (últimas cifras disponibles) los fondos money market representaban el 56% del total de dinero invertido en FCI, y gestionaban $16,3 billones.

La licuadora sigue en marcha

La baja de tasas del Banco Central fue la segunda en meses consecutivos, que consolida la estrategia de licuación, en el camino a «limpiar» el balance del BCRA. Al recortar 10 puntos porcentuales la tasa de referencia de la política monetaria, el organismo enfrenta menos emisión de pesos para remunerar los pasivos (fundamentalmente pases), que al cierre de esta nota superaban los $34 billones.

Y si bien se espera una desaceleración de la inflación en los próximos meses, el plan tiene consecuencias negativas sobre el ahorros en pesos, cuyo rendimiento sigue por debajo de la evolución de los precios.

«La medida está en línea con lo que viene haciendo el Banco Central desde diciembre del año pasadocon tasas fuertemente negativas a los efectos de licuar los pesos que podrían llegar a correr sobre el tipo de cambio en un eventual levantamiento del cepo. Y, por más que desacelere la inflación, más fuertemente desacelera la tasa», describe el analista financiero Christian Buteler.

«De esta manera, mejora el balance del BCRA, al emitir a tasas reales negativas. Obviamente, el efecto para todo aquel que tiene plazos fijos es seguir perdiendo por mantenerse en pesos. Hoy la última opción que tiene el ahorrista tradicional es el plazo fijo UVA, pero tiene plazo mínimo de seis meses y eso genera reticencia por depositar ahorros por un tiempo tan largo», agrega.

Tras la medida del BCRA, los bancos avanzaron en una baja de las tasas que les pagan a sus clientes por los plazos fijos en pesos a 30 días, con un promedio del 59% anual (78% de tasa efectiva anual).

Bancos como el Galicia, el Ciudad, el Provincia de Buenos Aires, el Nación, el Santander, el ICBC y el Patagonia recortaron el rendimiento al 60% anual. En el BBVA, en tanto, el retorno de esta inversión es del 57% anual. En el Macro la tasa es del 58% en sucursales y 61% si se hace vía app o home banking (canales digitales). En tanto, Ualá, paga hoy un 65%.

Compartir