18 abril, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Mientras los vecinos respiran materia fecal continúan las puestas en escena de Spoljaric

Sáenz Peña. La funcionaria de Sameep, que prefiere recorrer localidades del interior, para no enfrentar a los vecinos de su ciudad, sigue apostando a las redes sociales para mostrar los resultados inmediatos de su gestión. Ahora socarronamente posa «tomando» agua de red e incluso difunde videos sobre eso. Los vecinos de la Termal siguen con problemas de cloacas frente a sus domicilios.

Hoy, en Sáenz Peña y el interior, la cara visible de la empresa Sameep es Liliana Spoljaric, la «reciclada» funcionaria del Peronismo, que además de simular que es dueña de resultados inmediatos en su gestión también tiene relaciones como empresaria constructora con investigados por la Justicia como el caso del intendente Carlos Chivo Ibáñez, con quien siempre se mostro cercana a pesar de los enredos judiciales del «ex cajero» del Peronismo y amigo del corrupto Omar Judis.

Hay una bajada de línea en Sameep para darle vuelo a toda actividad que realice Spoljaric, quien aparentemente esta desesperada por volver a formar parte de alguna lista legislativa, o aspiraría a un cargo de mayor rango y más caja.

La ingeniera, que posa como «tomando agua de red», en una clara provocación a los ciudadanos eclipsa el accionar de los empleados de planta de años de servicios, quienes verdaderamente buscan las soluciones y ponen lo mejor de sí todos los días a cada hora, y se adueña de los pergaminos con fotomontajes buscando «mediatizar» sus pasos por una necesidad política en un año electoral.

Sin embargo, los vecinos de Sáenz Peña, cientos de familias en pleno centro, siguen mostrando en las redes las calles infectadas con agua podrida, verde, con olor nauseabundo, proveniente del sistema cloacal que no da más.

Hasta el momento, la ingeniera que fue protagonista hace semanas de un cinematográfico procedimiento policial por una cuestión familiar en su domicilio, no ha aceptado el desafío de los vecinos de asistir con una silleta y «tratar» de tomar mates en la vereda aguantando el olor.

Compartir
Opción de Noticias