Milei: un león de circo

Milei: un león de circo

Por Rubén Ruffino – dirigente bancario

Otra gran mentira de las tantas que vomita desde hace 2 años, embaucando a muchos argentinos que lo votaron, no porque lo creyeran el mejor candidato, sino para castigar a una dirigencia política, que en los últimos 20 años de Gobierno de todos los signos, dejaron a su paso millones de compatriotas sin trabajo, 8 millones de Jubilados y Pensionados con ingresos miserables, una inflación que no dejaba de crecer, haciendo cada vez más inaccesibles los productos de una canasta alimentaria mínima para su subsistencia; mientras observaba con estupor y bronca, como la corrupción a su alrededor se paseaba con total impunidad.

Esos fueron los votos que cosechó mayoritariamente, este Calígula moderno, que se montó astutamente, en el fracaso de quienes le precedieron, con un discurso falso y mentiroso, que llegaba cual ángel exterminador para derrotar a esa “casta política corrupta”, sobre quienes caería el rayo del ajuste con “la fuerza del cielo”.

El 10 de diciembre llegó la hora de la verdad y la casta que venía a derrotar es hoy su mano de obra calificada, para terminar de hundir en la miseria más profunda a la gran mayoría del pueblo a quién venía a liberar, cuando rugía como león de circo. Hoy, ya el velo se corrió y apareció el gatito mimoso, arropado por su padre adoptivo Eurnekián, y en brazos mientras acaricia su pelaje, primorosamente de Eduardo Elsztain; un quebrado en Israel que estafó a cientos de paisanos por alrededor de 1.000 millones de dólares, a través de una empresa adquirida por IRSA como accionista mayoritario, que, con un acto sospechosamente delictivo, comprometió, garantizando con acciones del Banco Hipotecario tamaña operación fallida, concretada en Israel.

Ya se sacó la careta de león de circo y hoy vemos al natural el gatito mimoso de los grandes grupos del poder concentrado, disfrutando del libertinaje que gozan, haciendo pingües negocios con precios en las nubes, con una inflación de entre el 25 y 30% mensual, solo superada por Venezuela en el mundo. Queda claro, que este pichón de autócrata que quiere cerrar el Congreso, se ve como un Videla auténtico. Solo queda la resistencia en las calles, ya que la desocupación y la hambruna va a crecer exponencialmente, en todos los sectores de la sociedad; especialmente, los 8 millones de Jubilados y Pensionados, los nuevos desocupados por el cierre de empresas en ciernes, para hacer viable sus privatizaciones y entrega.

Con la probable anuencia de nuestros representantes en el congreso avalando dicha tropelía. Con que cara podrán mirar a sus comprovincianos si regresan después de haberlos entregado, siendo cómplices de la política de un pichón de autócrata, que con solo un 30% de adeptos, se lleva puesto el sistema republicano de Gobierno vulnerando la Constitución Nacional por cuya observancia juraron. Hoy solamente, aparece la justicia, despertando de su letargo, defendiendo la Constitución, las leyes y el sistema Representativo, Republicano y Federal que rige en nuestro país, ante quién sin dudas está cometiendo el delito de traición a la Patria.

No puede darse nunca más, que aparezca en el firmamento político de la República un “Guasón” como éste, producto de la miopía y falta de calidad institucional de una dirigencia política que gobernó de espaldas al pueblo durante años, a quién todavía hoy, le deben una severa autocrítica y un pedido de perdón por los años de olvido de sus responsabilidades republicanas. Si no se salda esa deuda, es difícil que pueda emerger un nuevo liderazgo, con autoridad para conducir al país por una senda de prosperidad para su pueblo.

Compartir
Opción de Noticias