Otra vez la Caminera: Feroz maltrato y abuso contra un repartidor de comidas

Sáenz Peña. El hecho habría ocurrido el sábado por la noche, cuando efectivos pertenecientes a la División Policía Caminera interceptaron el paso de un joven en motocicleta que se desempeñaría como “delivery”, y luego de hacerlo estacionar; un efectivo policial lo agarró del cuello, lo arrojó al piso y con su compañero lo habrían agredido.

Una denuncia ante la Fiscalía de Derechos Humanos y también a través de las redes sociales hicieron amigos y familiares de un trabajador que hace repartos en el local de comidas, quien habría sido golpeado por un oficial de la Policía Caminera en la vía pública en nuestra ciudad. Fuentes cercanas a la causa confirmaron a Periodismo365 que por el caso, funcionarios de Derechos Humanos de la provincia llegarán a Sáenz Peña este martes a interiorizarse de la causa, conocer los pormenores y visitar al delivery agredido y a su familia.

Según la publicación de Periodismo365 la denuncia fue dada a conocer a través de redes sociales, donde el usuario “Sáenz Peña veinticuatro siete” difundió la denuncia pública a un agente de la Policía Caminera de Sáenz Peña. En la misma se asegura que un delivery fue agredido en la noche del sábado, cuando efectivos de la División policial detuvieron el paso del hombre en Avenida 2 esquina 1, a dos cuadras de su lugar de trabajo.

 

Según se relata, el efectivo en motocicleta le pidió al delivery que se haga a un costado con la moto y luego, sin razón aparentemente, lo tomó del cuello por detrás y lo tumbó al piso. Además se denunció que la motocicleta fue dañada en el hecho.

Todo el acontecimiento fue registrado por las cámaras de seguridad de un local comercial que se encuentra en el lugar, video que también fue compartido por el usuario en las redes sociales. El efectivo identificado como «D.A.D», es acusado de supuesto abuso de autoridad y de patear al delivery en la cara, en el estómago y luego con sus puños sobre las costillas.

Se señala además que luego de notar que el joven no regresaba a su lugar de trabajo, los responsables del local de comidas se preocuparon y salieron a buscarlo para luego encontrarlo en el lugar donde se estaba llevando a cabo el operativo.