24 julio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Pechito López en las 24 Horas de Le Mans largó último y terminó segundo

Francia. El piloto argentino, junto a Nick De Vries y Kamui Kobayashi, partió desde el fondo en la clase Hypercar, pero logró afirmarse durante la carrera y hasta llegó a liderar la prueba.

José María López cumplió con una destacada labor en las 24 Horas de Le Mans. Con el Toyota GR 10 Hybrid, Pechito logró terminar segundo pese a los inconvenientes sufridos antes y durante la tradicional competencia francesa. El cordobés, que compartió la conducción con Nick De Vries y Kamui Kobayashi estuvo a cargo del último tramo y peleó por la punta. Incluso llegó a liderar y pudo completar ser escolta detrás de los ganadores Nicklas Nielsen, Miguel Molina y Antonio Fuoco, con la Ferrari 499P. En tanto que el otro coche de Maranello completó el podio, conducido por James Calado, Antonio Giovinazzi y Alessandro Pier Guidi.

El evento fue la cuarta fecha del Campeonato Mundial de Endurance (WEC por su sigla en inglés). Cabe recordar que el Pechito y sus compañeros partieron en el 23º puesto y último de la clase Hypercar (la más importante), debido a que Kobayashi generó la bandera roja y neutralización en la clasificación. Luego, en el Warm Up del sábado por la mañana, a poco más de una hora para la largada, De Vries tocó a un auto de la clase GT3 y dañó la parte delantera del Sport Prototipo.

Ya en carrera, López y sus compañeros cumplieron una gran labor y fueron avanzando en el pelotón. Aprovecharon la lluvia que cayó en la noche para ya que debido a una buena detención en los boxes ganaron posiciones.

Se ubicaron entre el top cinco, pero los problemas siguieron ya que no le sacaron el tearoffs (plástico que recubre el parabrisas) y de pelear por el tercer lugar cayó a la undécima colocación. En tanto que Kobayashi acusó la rotura de las gomas delanteras y también retrasó.

El último turno correspondió a Pechito, que hizo una labor descollante. El oriundo de Río Tercero llegó a ubicarse primero en al menos dos tramos de la carrera y luego se mantuvo entre los tres primeros. Se colocó tercero y cruzó la meta en la segunda posición.
Cabe destacar que desde esta temporada el cordobés ya no integra el equipo de Hypercar de Toyota y corre en la clase LMGT3 con un Lexus que no tuvo buen rendimiento y en una reciente entrevista con Infobae explicó los motivos. Debido a las lesiones en un accidente en bicicleta de Mike Conway, López lo reemplazó en Le Mans.

Ferrari volvió a ganar como lo hizo el año pasado en la clasificación general y luego de 59 años repitió su victoria en la madre de las carreras de larga duración, algo que pasó en 1965 con Jochen Rindt y Masten Gregory con una 250LM.

En tanto que otro argentino cumplió con una gran faena. Se trata de Nicolás Varrone que también culminó la competencia y estuvo a cargo del Oreca 07 de la escudería AF Corse de la clase LMP2. El joven de Ingeniero Maschwitz compartió el volante con Ben Barnicoat y Francois Perrodo. El bonaerense pudo terminar cuarto, pero ganó en la divisional LMP2 ProAm. Los vencedores en la LMP2 fueron Bijoy Garg, Oliver Jarvis y Nolan Siegel, el reemplazante de Agustín Canapino en el equipo Juncos Hollinger Racing en la carrera de la IndyCar en Road America. Manejaron un Oreca 07 del team United Autosports.

Compartir