27 mayo, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Peppo habló de transmitir confianza, tras traicionar a los que lo acompañaron en las PASO

Resistencia. El embajador, que cosechó menos de 10 mil votos, «negoció» con Capitanich para que se le garantice algún cargo, y le aseguró al gobernador que aportará «sus votos» para que éste sea reelecto. Domingo Peppo lo comunicó éste fin de semana tras un viaje a Buenos Aires donde «cerró» su bienestar personal.

Peppo, actualmente embajador en Paraguay con un salario en dólares superior a los 17 mil mensuales,  desistió de su candidatura a gobernador por el frente Unidos por la Gente para brindar respaldo al Frente Chaqueño de cara a las elecciones provinciales del 17 de septiembre, apoyando de esta manera la fórmula Jorge Capitanich – Analía Rach Quiroga.

Peppo se distancio de Capitanich anunciando públicamente y en reiteradas oportunidades el destrato hacia su sector, especialmente después de la ola de corrupción

La sombra más oscura de Domingo Peppo, Horacio Rey, su ex hombre de confianza en el gobierno enjuiciado y condenado por corrupción, un tema que al embajador lo preocupa de cara al futuro.

enquistada en su gobierno mediante su ex mano derecha Horacio Rey, sin embargo ahora dice que “había una serie de objeciones que ya habían sido planteadas previamente en el proceso en el que tratamos de fortalecer la unidad”.  «En una charla que tuvimos con el gobernador, entendió nuestra posición, que hay cosas que corregir, hacer, trabajar y que el compromiso es para una nueva gestión y ahora”, dijo para maquillar su nueva postura.

“Hay que volver a transmitirles confianza y decirles a las familias cómo vamos a responder a sus demandas”, sostuvo.

El ex gobernador, asediado por la figura de Horacio Rey su ex hombre de confianza en su gobierno que fuera enjuiciado y condenado por corrupción, un tema que lo preocupa de cara al futuro, incendió a la militancia con fuertes discursos en contra del actual gobernador, recriminándole maltrato y persecución, lo que incentivó que una porción de la ciudadanía lo acompañe en la odisea de pretender volver. Sin embargo se dio cuenta que no tiene votos, que fue gobernador porque Capitanich le levantó la mano y lo puso en el cargo, y hoy con la realidad en mano, el resultado de las PASO, buscó mirar adelante y asegurarse un buen pasar.

Distintos actores del denominado «peppismo» aseguran que ese espacio sucumbió con esta entrega, a la que consideran traición a los que lo acompañaron en las PASO pero fundamentalmente a aquellos que «se enfrentaron» al Coquismo.

«No habló con nadie, viajo a Buenos Aires, allá tuvo una reunión no se sabe bien con quién, volvió y se junto con Coqui», indicó una fuente consultada.

Compartir