17 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Se confirmó el procesamiento de «Chivo» Ibañez y Jorge Varela, quienes habrían oficiado de testaferros de Omar Judis

Resistencia. La Cámara de Apelaciones confirmó el procesamiento por lavado de activos de cinco imputados, entre ellos el intendente de Taco Pozo y su hijo, además del panadero más famoso de Sáenz Peña e intimo amigo de Omar Judis. Habrían conformado una organización para blanquear dinero obtenido con la estructura de la UNCAUS.

Este lunes, la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmó el procesamiento del intendente de Taco Pozo, Carlos Antonio Ibáñez, su hijo Alejandro Ibáñez y Jorge Raúl Varela y Juan Carlos Tymkiw, quienes habrían oficiado de testaferros de Omar Judis.

La causa que proviene del Juzgado Federal de Sáenz Peña investiga el supuesto manejo de ganancias ilícitas logradas por Omar Vicente Judis, junto a otras personas -físicas y jurídicas-, conformando una organización y lograron volcar al circuito financiero legal las ganancias obtenidas desde la estructura de la Universidad Nacional del Chaco Austral (UNCAUS).

Esta maniobra se habría concretado mediante la utilización de testaferros para disimular la titularidad de bienes que se encontrarían en cabeza de Judis, por lo que el Ministerio Público Fiscal pretende avanzar en la investigación por presunto lavado de activos.

La Fiscalía cree que Judis «habría conformado una estructura funcional administrativa, académica y empresarial, integrada por parte de su familia y un selecto grupo de amistades con capacitación profesional» para «incorporar al sistema financiero legal dinero espurio vinculado a la casa de altos estudios». Es decir que aparentemente quitaba los fondos de la esfera pública y los incorporaba a la economía privada del grupo delictivo.

Omar Judis, el alma de las maniobras corruptas que sirvieron para quedarse con fondos públicos de la universidad.

«Se hizo justicia», fueron las primeras palabras de la exdiputada por la UCR, Marilyn Canata, que además dijo que «la universidad se usó para el lavado de activos» y a Omar Judis «siempre se lo comparó como el Julio De Vido del Chaco» . «Nunca podría haber existido tamaña corrupción en nuestra provincia sino había un municipio y un intendente que se prestara para el enjuague final de todo este dinero», expresó haciendo al actual intendente de Taco Pozo, Carlos Antonio Ibáñez.

 

 

«Ibáñez fue quien le prestó a Omar Judis y toda esa cúpula para que en ese humilde pueblo de hoy 21 mil habitantes se hiciera el enjuague final de semejante hecho de corrupción», dijo y denunció que el intendente usó a su hijo, Carlos Alejando. «No se pueden dar una idea de todo lo que hicieron a través de Uncaus y cómo se llenaron los bolsillos todo ese grupo y lavaban activos»,  continuó.

Canata cuestionó que el hijo del intendente -de unos 30 años en ese momento- «tenga 68 vehículos a su nombre». «¿Cómo es la Justicia provincial haya permitido que los Ibáñez sean los mayores depredadores del monte chaqueño, de El Impenetrable, del departamento Brown?», preguntó en relación a una de las actividades registradas por Carlos Alejando Ibáñez a quien también acusó de usurpar campos.

«Espero que la Justicia federal que es la única que hoy está funcionando hasta que exista el cambio de gobierno en nuestra provincia pueda hacer justicia y toda esta gente pague. No van a devolver la plata, pero tienen que pagar», concluyó.

EL INTENDENTE, SU HIJO Y LOS OTROS SUPUESTOS TESTAFERROS

La Cámara de Apelaciones le dio a la causa la última novedad al confirmar el procesamiento de Carlos Antonio Ibáñez, Alejandro Ibáñez, Juan Carlos Tymkiw, Jorge Raúl Varela y Nelson Jorge Varela, supuestos integrantes de la banda.

El MPF calificó como «esenciales» las funciones cumplidas por los imputados. Incluso mencionan que Jorge Raúl Varela y Juan Carlos Tymkiw «compraron vehículos de alta gama para que los utilizaran Omar Judis y Marcela Marina Pobi (su pareja)».

En cuanto a Carlos Ibáñez, intendente de Taco Pozo e imputado por lavado de activos agravado por habitualidad y por ser funcionario público y su hijo Alejandro Carlos Ibáñez, lavado de activos agravado por habitualidad, la Cámara de Apelaciones indicó que las pruebas recolectadas en su contra «resultan autosuficientes para alcanzar el grado de probabilidad».

«Carlos Antonio Ibáñez encubría el blanqueo de fondos ilícitos a través de las actividades comerciales de su hijo, Alejandro Carlos» , consideró el Juzgado Federal de Sáenz Peña. También detalló que ambos pusieron en circulación 26 vehículos en total, compraron un inmueble de 17 hectáreas y pusieron en circulación de la suma de $ 2.214.105 «todo ello a través de la adquisición de dinero espurio».

Varela padre e hijo, eran los que supuestamente licuaban los fondos que se sacaban de la universidad.

Cabe destacar que según los informes de AFIP, Carlos Ibáñez registra como único ingreso su sueldo como intendente de Taco Pozo , mientras que Alejandro Carlos Ibáñez declaró como actividades comerciales «servicio de transporte automotor de cargas NCP (no categorizado previamente), «venta al por mayor de mercancías NCP», «venta al por menor en supermercados», «servicios personales NCP» y «extracción de productos forestales de bosques nativos» e informó tres empleados en relación de dependencia en el período de septiembre de 2016.

Es así que, detalla la Justicia, «se advierte que el nivel de  vida que manejaban los encausados (considerando el cargo público que ostentó Carlos Antonio Ibáñez) no se condice con los ingresos declarados ante el Fisco».

El imputado Juan Carlos Tymkiw es investigado por «haber adquirido con dinero ilícito un inmueble en los Estados Unidos de América, otro en Coronel Du Graty, vehículos por sí mismo, otros junto a Nelson Jorge Varela y otros tantos con Omar Vicente Judis, ingresar altas sumas de dinero al circuito financiero a través de acreditaciones bancarias y cambio de moneda extranjera por sí mismo como a través de distintas personas jurídicas creadas al efecto».

Finalmente, Jorge Raúl Varela es investigado ya que en 2013 era panadero y en 2014 «habría pasado a ser un empresario poli rubro, incluyendo entre sus actividades desde el transporte de carga y la venta de máquinas y herramientas, incluso al por mayor».

Cuestiona la justicia el «vertiginoso ascenso económico» de los Varela. Por ejemplo, desde junio de 2014 #comienza a tener acreditaciones bancarias de las que sólo en el mes de septiembre de 2014 ascienden a $7.431.404,60 en la cuenta bancaria conjunta con su hijo, Nelson Jorge Varela en el Nuevo Banco de Chaco».

«Si bien Jorge y Nelson Varela no tuvieron cargos dentro de la estructura de la Universidad que encabezaba Omar Vicente Judis, su tarea consistía en licuar los fondos de UNCAUS a través de maniobras registrales con ayuda de profesionales contables para blanquear los fondos sustraídos de la institución educativa», concluyó al respecto el MPF.

Compartir