17 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Trabajadores sindicalizados se manifestaron frente IPDUV y reclamaron a Arévalo y Capitanich que les mintieron

Resistencia. Afiliados a sindicatos protestaron frente al Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) porque aún no recibieron la llave de la casa a la que habían adjudicado. Las construcciones habían sido acordadas con la Confederación General de Trabajadores (CGT) a principios de año.

En un breve repaso de la situación el titular de la CGT Adrián Bellomi recordó que en marzo la firma de un convenio comprometió al Instituto a entregar 300 viviendas para familias incluidas en gremios de la Central.

La mitad de ese número se construiría en varios puntos de la provincia y las otras 150 en Resistencia.

En junio se otorgaron solo 20 viviendas y a fines de septiembre se confirmó la asignación de un grupo de otras 40 en Resistencia, más 10 en Juan José Castelli. «Esto lo logramos después de un montón de idas y vueltas», aclaró.

La promesa de las autoridades fue que las entregarían en el transcurso de 2023; por lo que hubo un sorteo y adjudicatarios. El primer plazo de entrega fue para fines de octubre, después para mediados de noviembre, finalmente les dijeron que se concretaría antes de que termine la gestión. «Estamos a dos días (de que asuma la nueva conducción) y no nos entregaron las viviendas», lamentó el dirigente.

Con los tiempos al límite, hace una semana obtuvieron el compromiso del presidente del IPDUV Diego Arévalo de reunirse en la CCT para revisar la situación el lunes 4. Sin embargo no acudió y muchos percibieron que los dejó ‘plantados’, profundizando el malestar. De ahí la consecuente necesidad de manifestarse al día siguiente frente al edificio de avenida Sarmiento 1.800.

Nuevo compromiso

Este martes después de conversaciones con el directorio se definió un nuevo compromiso: que se asignen 40 viviendas que están en proceso de construcción en una zona próxima al canal 16 y avenida Hernandarias.

«Fuimos a ver el barrio, los compañeros analizaron las condiciones en las que se encuentran y por más que no estén terminadas este miércoles acordamos firmar las actas correspondientes para su entrega», describió Bellomi.

Lo que falta

Durante la semana entrante, ya con las nuevas autoridades del IPDUV, queda pendiente seguir gestionando las otras 230 viviendas que se habían acordado inicialmente. «Pudimos avanzar mínimamente en estas últimas 40 que se sortearon, pero sobre las de Juan José Castelli, no tuvimos respuesta, porque no se hicieron», lamentó.

Compartir