16 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

UOCRA en alerta por los anuncios menciona que el 80 % de las obras en el Chaco es pública

Resistencia. Las primeras declaraciones que dio el presidente electo, Javier Milei, generaron preocupación en diferentes sectores, entre ellos en la Industria de la Construcción, que en el Chaco está muy relacionada con la obra pública.

Si bien se trata de declaraciones y no de medidas concretas, pero la sola mención de medidas drásticas generan mucha preocupación en especial por las consecuencias que tendrían en la jurisdicción.

Aún queda por conocer los detalles y cómo operará tanto la idea de traspasar al sector privado de algunos proyectos en marcha como el respeto por los contratos que están vigentes en el país.

Por un lado, según los datos aportados por la Uocra cerca del 80 % de la obra que se concreta en el Chaco es pública, lo que implicaría que en el corto plazo aumente el número de obreros desocupados.

La Uocra indicó que hoy hay 8500 obreros en actividad, por lo que de aplicarse una política de 0 obra pública solo quedarían en actividad en la provincia 1500, una merma más que considerable.

También hay que tener en cuenta el efecto multiplicador de la industria de la construcción que impacta en muchas actividades, todas ellas privadas, que se verían afectadas en caso de lo que se concrete la medida.

Por lo que serían varios los sectores afectados por estas medidas que se aplicarían desde el 10 de diciembre en el país, una vez que asuma el nuevo presidente y tome las primeras medidas de gobierno.

Concretamente, el presidente electo anticipó: «Nosotros no tenemos plata, por lo cual esas obras pueden ser entregadas al sector privado y que la terminen ellos».

«Vamos a ir a un sistema de iniciativa privada, a la chilena. No hay plata. Si no hacemos el ajuste fiscal nos vamos a la hiperflación, con el 95 % de pobres», añadió en declaraciones a la prensa que fueron publicadas en diferentes medios.

De momento estas declaraciones no generaron rechazos contundentes pero sí mucha preocupación como también gobernadores que anticiparon que reclamarán más federalización de los fondos nacionales y señalaron la necesidad de contar con más infraestructura para poder crecer.

Compartir