17 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Vanesa Zaschmann reconoce que crecen «los casos de abusos a menores»

Sáenz Peña. La asesora de Niñas, Niños y Adolescentes N° 1 dio detalles del trabajo al frente de dicha asesoría durante una entrevista a un diario digital. Zaschmann tiene a cargo tengo la representación, asistencia y control de la legalidad de todos los procesos donde hay involucrado un niño o adolescente, ya sea a veces como autor o como víctima de delito.

Durante una entrevista de DiarioChaco la funcionaria mencionó que establecer audiencias con dos partes en conflicto, en caso de que se estén separando y haya que pactar alimentos, comunicación o cuidado personal de los niños también se hace en la asesoría en lo que se llama etapa prejudicial

Asimismo, Zaschmann señaló además que interviene, al ser multifueros, en casi todos los procesos judiciales y a veces extra judiciales donde haya involucrado este tipo de personas con esta franja etaria hasta los 18 años.

CASOS DE ABUSOS

Al ser consultada sobre el incremento de abuso a menores reconoció la asesora legal: «Lamentablemente, la mayoría de los casos tiene a víctimas a niñas y adolescentes, pocos son niños, pero también existe, aunque son las mujeres las más afectadas. En toda esta situación que se genera a través de la policía y la Fiscalía se me notifica y comienza el proceso de intervención en cierta forma articulada con la Unidad de Protección Integral (UPI), son ellos los que buscan alguna medida de resguardo o de separación del niño de ser necesario».

Siguiendo esta línea, la profesional detalló que «lo más importante a tener en cuenta es que hay que creerle al niño o niña cuando cuenta algo así, es necesario que el adulto a quien le cuente genere todo ese mecanismo de ayuda, de protección y de contención ante un caso de abuso», continuó.

«Hay que creerle porque cuando está contando esto está pidiendo ayuda y es necesario atender estas situaciones», señaló la profesional. Sostuvo, además, que muchas veces que aquellas personas que tienen que proteger, cuidar y asistir es el que lo lastima, son abusos intrafamiliares. Por ahí un padrastro, un vecino, un amigo de la familia, alguien de confianza que actúa generándose la empatía del niño y después comete estos hechos, que muchas veces suceden en los mismos domicilios», explicó.

 

 

«Hay que estar muy atentos, cuidar mucho a nuestras niñas y adolescentes. En ese sentido, el Estado tiene una doble función, no solo de atender esa situación y acompañar en este proceso, sino que tiene la oportunidad también de brindarle a través de una sanción, de hacer justicia, ante este hecho traumático que le toco padecer», cerró Vanesa Zaschmann.

Compartir