27 mayo, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Vecinos de parajes rurales piden, desde hace más de ocho años, contar con conectividad a Internet

Quitilipi. El pedido fue realizado por habitantes de parajes El Zanjón, Paraisal, La Matanza y La Tambora, dijeron que «el objetivo principal es tener una buena comunicación con el resto del mundo desde nuestro lugar de residencia que es en el ámbito rural, alejados de los centros urbanos».

«Es un derecho del que no gozamos los habitantes de estos parajes, en este caso concreto y real es el derecho a la comunicación con el resto del mundo por múltiples motivos, ya sea familiar, personal, por salud, por trámites de toda índole», resaltaron en el pedido para que las autoridades provinciales los escuchen.

«Necesitamos estar informados de lo que sucede, para buscar informaciones, entre otros tipos de variadas posibilidades que existen en el planeta y que nosotros en el sector rural no podemos acceder a ningunas de ellas por falta de conectividad rural, Internet y demás herramientas tecnológicas que hay actualmente», agregaron.

En este sentido, los vecinos recordaron: «Es un reclamo de vieja data, ocho años como mínimo, pero nadie nos escucha hasta el momento, nadie va a recorrer las colonias rurales al norte de Quitilipi como para hacer algún tipo de relevamiento, estamos incomunicados, queremos tener las mismas posibilidades que tienen los que viven en las ciudades, queremos inclusión y no estar excluidos del sistema de todas las herramientas tecnológicas muy importantes y necesarias en la actualidad», completaron en el petitorio los vecinos del mencionado paraje rural; quienes son de varios parajes como ser El Zanjón, La Tambora, La Matanza, El Paraisal, entre otras zonas del campo al norte de Quitilipi y noreste de Sáenz Peña.

«Cerramos diciendo y expresando algo que es muy importante y ojalá se lleve a la práctica en este caso puntual ‘La unión hace la fuerza’, pedimos a autoridades, provinciales, nacionales, legisladores provinciales y nacionales, sin banderías ni colores, que el único color sea la celeste y blanca. Tenemos fe y esperanza en que vamos a ser escuchados por todos ustedes, los milagros también existen», concluye el escrito.

Compartir