Vuelve el reclamo de vecinos por demoras de hasta cuarenta minutos en servicio urbano de colectivos

Vuelve el reclamo de vecinos por demoras de hasta cuarenta minutos en servicio urbano de colectivos

Sáenz Peña. Si bien el reclamo de los pasajeros por el precio del costo del «boleto único» a un valor de 120 pesos, pero que en las próximas semanas podría llegar a incrementarse, los usuarios focalizaron los reclamos en la demora del recorrido, y las pésimas condiciones de unidades casi para el descarte, reprocharon.

Los reclamos también apuntaron para que «el municipio intervenga en la situación por el servicio que se ofrece a los pasajeros, es uno de los peores, hace unos años teníamos hasta tres líneas de colectivos, hoy con el monopolio de una sola línea, no queda otra que viajar en lo que hay», dijo Celia Luna.

En este sentido manifestó que «estamos retrocediendo, cuando deberíamos progresar en una ciudad que avanzo mucho, creció la población y en vez de mejorar el servicio, cada día peor, y ninguna autoridad se hace cargo, parecería que no les interesa a la municipalidad el servicio pésimo que se presta a gran parte de la población», sostuvo Juan Galeano», un jubilado que estuvo esperando el colectivo por más de 40 minutos.

DiarioNorte evacuó el malestar de usuarios del servicio de transporte urbano de pasajeros que se quejaron por las excesivas demoras en los horarios y del mal estado de las unidades de la empresa local. «Muchos se enojan con los choferes, pero ellos no tienen nada que ver; hay una falta de inversión y como ocurre en la Argentina, solo reclamos», dijeron dos chicas que esperaban el servicio en una calle céntrica de la ciudad, según cita el medio en su edición papel.

«Te agarra una impotencia esperar cerca de una hora en las paradas, encima que pagamos el boleto único entre los más caros del país, con unidades que están en pésimas condiciones», se quejó María Acosta, una mujer que tiene que desplazarse desde un barrio hacia otro sector de la ciudad para trabajar como empleada doméstica. «A veces conviene ir en bicicleta, pero están inseguro», opinó.

El caso de Verónica Brítes, contó que «todos los días utiliza el colectivo, desde el barrio Matadero, lleva a su hijo hasta el jardín de infantes «Menoldo Diaz» (calle 18 entre 23 y 25), dijo que desde su barrio debe esperar casi una hora para poder abordar el que pasa por el lugar, y desde ahí otros cuarenta minutos hasta llegar a la escuela con su hijo. Entre que salgo del barrio a las 8 y poder volver, se tarda alrededor de dos horas para hacer unas cuarenta cuadras», se quejó la vecina. «Y ni se te ocurra esperar un colectivo los fines de semana o un feriado, porque ahí sí que perdés la paciencia, dos horas hay que esperar en las paradas», comento Verónica.

También el caso de Cristina Barreto, que estaba en la parada de calle 5 entre 10 y 12 del centro, amargamente manifestó que «se requiere de manera urgente otra línea de colectivos, porque con lo que hay no se puede más». «No vemos nunca una inversión en más colectivos o alguna unidad nueva, hay veces que parece que viajas sentada en tablas porque no se les puede decir asiento», remató la vecina. «Encima que tenemos uno de los pasajes más caros del país, y con unidades que están más para la chacarita que para llevar pasajeros, hay veces que quedas a pata porque se descomponen por el camino», agregó la vecina con tono de bronca.

Compartir
Opción de Noticias