• Home »
  • Policiales »
  • Asentarán una base de Gendarmeria para «aplacar» la violencia y descontrol de la Guardia Whasek

Asentarán una base de Gendarmeria para «aplacar» la violencia y descontrol de la Guardia Whasek

El Sauzalito. El Gobierno tendrá dos reuniones en la zona, con la comunidad aborigen y las instituciones. La reunión, dijo Capitanich hoy, se reprogramo por lluvias en la zona.

Hoy por la mañana las fuerzas de seguridad provinciales, acompañados de Gendarmería Nacional, el Gobernador Jorge Capitanich, la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, la Ministra de Seguridad del Chaco Gloria Zalazar, y la Secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente, Marta Soneira visitarían El Sauzalito para intervenir en la zona a raíz de los incidentes ocasionados por la Guardia Comunitaria Whasek. La reunión se reprogramó por lluvias en la zona. Aunque ya había presencia de gendarmes para acompañar acciones de la Policía.

En el lugar se buscará instalar una base de Gendarmería, pero primeramente se realizarán dos reuniones, una con los pueblos originarios y otra con los representantes de las distintas instituciones de la localidad.

Si bien, en conferencia de prensa el gobernador Jorge Capitanich había confirmado la presencia de la Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, fuentes confirmaron a Diario Chaco que la visita no se concretará mañana, aunque no descartaron que llegue al territorio provincial en los próximos días.

La semana pasada, se conoció la situación en la que una mujer fue retenida junto a su hija menor de edad por la Guardia Comunitaria Whasek, quienes la amenazaron con romperle el vidrio del auto sino se sometía a los controles autogenerados por la comunidad, lo que motivó la llegada de la Infantería a la zona para controlar el escenario.

«ÚLTIMAMENTE ESTABAN MUY AGRESIVOS»

En declaraciones públicas, el intendente de El Sauzalito Alcides Pérez, se mostró preocupado por la situación y expresó que “casi hubo un enfrentamiento entre la Policía y guardia comunitaria denominada Whasek, también podía pasar que la comunidad criolla se hubiera levantado y avanzado hacia ese lugar para ponerse en contra de estos grupos. No queremos que haya un enfrentamiento social porque todos convivimos, tanto la etnia wichi, a los que denominamos blancos y a los criollos”.

“Debemos actuar en conjunto con la Justicia y las fuerzas provinciales para dar una solución”, dijo y agregó que “es lamentable porque sabemos que los únicos que nos pueden cuidar son los efectivos de la Policía de Chaco y también hemos pedido la presencia de Gendarmería Nacional en nuestra zona para ir trabajando y darle un corte definitivo a esto, porque últimamente estaban muy agresivos”.

El intendente detalló además detalles del funcionamiento de la guardia y sus características, afirmó que se trata de unas 60 o 70 personas y que pudieron comprobar que portan armas. “Estamos preocupados porque no sabemos quién solventa a la guardia, pero debe ser alguien que lo sostiene porque sino es imposible que ellos tengan todo lo que tienen y tengan la libertad que tienen”.

«NADIE PUEDE PORTAR ARMAS SIN EL PERMISO CORRESPONDIENTE»

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente de Chaco, Marta Soneira, se refirió a la situación relacionada a la Guardia Comunitaria Wasek y afirmó que “nadie que no tenga el permiso correspondiente de portar armas puede hacerlo, y si lo hace estará sujeto a la normativa vigente”.

“Creo que un logro importante es que, al fin, pueda instalarse la base de Gendarmería Nacional en la zona, porque realmente a nosotros nos preocupa el contrabando que se realiza por estar en zona limítrofe y cómo ha ingresado la droga y el problema de adicciones en la comunidad” resaltó.