• Home »
  • Saenz Peña »
  • Consejo de la Magistratura dividió las aguas en la UCR local: enfrentamiento entre pechismo y cipolinismo por consejero

Consejo de la Magistratura dividió las aguas en la UCR local: enfrentamiento entre pechismo y cipolinismo por consejero

Sáenz Peña. Mientras el Peronismo cerró filas detrás de Pugatz, los radicales, identificados como pechistas y cipolinistas de la primera generación, postulan a Ledergerber y Reguera.

Parece que en este tiempo se reeditan viejas rencillas en el Radicalismo local y esta vez por un cargo «suplente» en el Consejo de la Magistratura, lo que muestra que el trabajo de consenso que lograban algunos dirigentes como Nora Gauna, Rubén Riquelme y Luis Collavino, entre otros, ya tiene fallas. En estos días la dirigencia partidaria puntea el padrón de abogados como si se tratará de la búsqueda de votos en un barrio durante una elección y piden el apoyo a los profesionales del derecho buscando que éstos definan su apoyo.

Tal como ocurre siempre que deben definir el acompañamiento para proponer algún nombre en cualquier cargo de la Justicia, lo partidario puede más que la búsqueda de la salud institucional. 

Edgardo Reguera es un ex funcionario de Gerardo Cipolini, y aún cercano al hoy diputado nacional, y es presidente del radicalizado Colegio de Abogados con varios mandados ya acumulados en esa entidad. Alejandro Ledergerber hoy integra la Fiscalía de Estado, cargo conseguido por el apoyo político del caudillo saenzpeñense siempre vigente.

Roberto Cacho Pugacz, el tercer candidato a Consejero Suplente que se presenta como alternativa entre los abogados.

Además de los candidatos promovidos por el Radicalismo, Edgardo Reguera y Alejandro Ledergerber, hay un tercer candidato y es un abogado de extracción peronista, Roberto Cacho Pugacz. Éste contaría con el apoyo encolumnado del Peronismo saenzpeñense y según se vocea en algunos pasillos tiene como operadores a Ricardo Sánchez (ex diputado) y Oscar Caito Olivieri (ex presidente del Consejo de la Magistratura).

La pulseada entre Reguera y Ledergerber, cipolinista y pechista respectivamente, demuestra que la UCR perdió el toque para construir consensos. «Va a ganar el Peronismo», dijo una fuente consultada por este medio, como si vayan a elegir un concejal. Que pasó con los dirigentes que integran el Comité local, ¿falló el trabajo de Gauna o la mirada de los abogados militantes se enfoca en el árbol del cargo y no deja ver el bosque de impulsar acciones unificadas para una mejor Justicia?, plantea ChM en una publicación.

El cargo de consejero «suplente» lleva a algunos a una pelea encarnada. Y llama la atención como es que quienes pulsean por esa conquista, y quienes operan para conseguir los votos, nada hayan dicho sobre la existencia en Sáenz Peña de magistrados con mal desempeño, sospechados de acciones vidriosas, deudores sociales de Justicia, incluso acumulando muertes sin resolver dejando a familias enteras desgarradas de dolor, existiendo hasta fiscales y secretarios denunciados, pero así y todo jamás se dieron opiniones respecto a ciertos temas.

Las elecciones del Consejo de la Magistratura para la Segunda Circunscripción Judicial serán el 12 de Junio próximo. La Resolución 271 fija el horario, en donde, y cuando serán las elecciones. Se votará en Saenz Peña, Quitilipi y Machagai.  Habrá un total de 5 mesas habilitadas entre las 3 localidades para evitar aglomeración de personas.

Se elegirá un Consejero (suplente) que represente a los abogados. La titularidad de representación para los Abogados del Interior ante este Cuerpo le pertenece a la Circunscripción con asiento en Castelli, y a Sáenz Peña la suplencia.

El Consejo de la Magistratura esta integrado por dos jueces; dos miembros de la Legislatura, los que serán designados por la Cámara; el Ministro del área de justicia o funcionario de rango equivalente que, fundadamente designe el Gobernador, y dos abogados en el ejercicio de la profesión. Estos 7 miembros tienen sus respectivos suplentes.

La principal tarea es proponer el nombramiento y traslado de los jueces y representantes del Ministerio Público. Es decir que pretende garantizar y concretar  la independencia del Poder Judicial y el principio de separación de poderes. Pero queda muy claro que la injerencia política-partidaria es infranqueable.