Coronavirus: delicada situación de bares, quieren abrir y analizan la situación

Sáenz Peña. Ya hubo huna reunión con las autoridades municipales, y aseguran que trabajan en la definición de un protocolo. Hay dudas de que se pueda cumplir con las exigencia, como ya ocurrió en canchas de paddle.

Mediante una comunicación con Radio la Red, Luichi Collavino, propietario y socio de un bar de Sáenz Peña, dialogó sobre la reunión que tuvieron con un funcionario de la municipalidad para retomar la actividad.

Collavino contó que están trabajando bajo la modalidad de delivery, para solventar algunos gastos, “más que nada para el personal”, afirmó y explicó que los empleados del bar tienen dicho trabajo como única fuente de ingreso. Mencionó que los propietarios de los diferentes bares de la ciudad se reunieron, hablaron sobre propuestas e ideas de como se puede empezar a liberar las restricciones en cuanto a las salidas recreativas.

“Tuvimos contacto con un funcionario de la municipalidad que se presentó con nosotros en la reunión, decidimos elevar algunas ideas, protocolos de sanidad, de cómo funcionan los bares ante una posible apertura», dijo y en cuanto al protocolo, por el momento no tienen nada definido, son propuestas.

Lo cierto es que ante la necesidad económica de abrir, ésta choca con la responsabilidad individual que deben asumir las personas. Ya hubo fallas en la reaperturas de las canchas de paddle. Los propietarios de éstas solo venden las horas pero no controlan el amontonamiento. Hubo en las redes sociales hasta fotografías de comunicadores que violentaban todo tipo de protocolo. Los controles por parte de la Municipalidad se realizan, pero no son efectivos.

En relación a las responsabilidades, Collavino dejó en claro que los propietarios de los barres tienen muy clara esa cuestión. Sobre las propuestas mencionó que una incluye la posibilidad de que las personas, de manera telefónica, reserven una cita y también se analiza la opción de entregar un ticket, para justificar la circulación, que sea válido para presentarlo ante las autoridades policiales, con una tolerancia de 15 minutos.