El Frente Integrador también se sumó al pedido de Boleta Única en Chaco

Resistencia. El diputado provincial por el Frente Integrador, Darío Bacileff Ivanoff, brindó detalles sobre la iniciativa legislativa que está en la agenda nacional y provincial, y que su bloque también presentó en la Legislatura Chaqueña: la implementación del sistema de Boleta Única de Papel.

«El mismo pretende reunir en una misma boleta de papel los nombres y fotos de todos los candidatos para cada categoría, divididos en franjas o columnas para cada agrupación política que cuente con postulantes a ocupar los cargos electivos. El votante podrá marcar en la boleta a su candidato preferido o no elegir ninguno si prefiere votar en blanco», señaló Bacileff.

Para el legislador «el actual sistema tradicional de voto requiere una urgente reestructuración, como ya lo han realizado provincias como Córdoba o Santa Fe. Cabe resaltar que el proyecto cuenta con las voluntades de distintos espacios políticos en nuestra provincia».

En ese sentido, desde el FI resaltaron como una ventaja la eliminación de la cantidad alta de impresión de boletas de papel. «Este beneficio inmediato y directo no sólo tiene un gran impacto económico sino que además tiene un impacto ambiental, ya que permite reducir considerablemente el uso de papel y a la vez genera una cantidad muy inferior de basura papel, ya que ni siquiera se contempla la posibilidad de reciclado», dijeron.

También destacaron que la BUP impide la sustracción de boletas, «algo que lamentablemente resulta bastante habitual en cada jornada electoral».

«El mismo es un avance claro en términos de transparencia de la información y fomenta la participación democrática, garantizando una efectiva participación y evolución del sistema electoral. Se busca que el elector pueda ejercer su voto con total libertad, por lo que la presente iniciativa busca reemplazar a la boleta partidaria que imprime cada Agrupación política, por una boleta única, en este caso de papel», indicó Bacileff.

«La Boleta Única viene a reparar múltiples problemas que presenta el actual sistema, como es el robo o la falsificación de boletas, la confusión del elector con boletas no oficializadas, el alto costo de impresión y distribución de las mismas, el desequilibrio entre fuerzas políticas grandes y pequeñas y la dificultad en la fiscalización», justificaron desde el bloque.

Finalmente, añadieron: «En definitiva, resulta necesaria la reforma planteada a fin de facilitar la labor de la justicia electoral y de los partidos políticos, en el diseño, aprobación, impresión y presentación de boletas y posterior escrutinio».