El juez Antonio Martínez renunció a su cargo en la Cámara Contencioso Administrativa

El juez Antonio Martínez renunció a su cargo en la Cámara Contencioso Administrativa

Resistencia. El juez de la Sala Segunda de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, Antonio Luis Martínez, presentó este miércoles la renuncia a su cargo para acogerse a los beneficios de la jubilación. Días atrás, había notificado al Consejo de la Magistratura del Chaco que ejercería la opción por un nuevo nombramiento tras haber superado los 70 años de edad establecidos por la Constitución Provincial.

En el marco de la polémica generada en el Chaco por el intento de algunos magistrados chaqueños de permanecer en sus cargos sin volver a rendir un nuevo concurso una vez cumplidos los 70 años, el juez de la Sala Segunda de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, Antonio Luis Martínez, presentó este miércoles la renuncia a su cargo. Días atrás, había anunciado que optaría por un nuevo nombramiento, sin embargo, según pudo saber este medio, habría dado marcha atrás con esa decisión y optó por renunciar para acogerse a los beneficios jubilatorios.

Según distintas versiones, en estas horas el Consejo de la Magistratura del Chaco estaría abriendo el concurso abierto de antecedentes y oposición para ocupar el cargo que dejará vacante Antonio Luis Martínez.

La denuncia penal

El lunes pasado Martínez fue denunciado penalmente por los delitos de usurpación de cargo y desobediencia a la autoridad por mantenerse en su cargo luego de haber cumplido los 70 años sin contar con un nuevo nombramiento. Por esa situación, el abogado denunciante Paulo Pereyra consideró que se trataba de un “juez de facto”, quién no se encontraba avalado constitucionalmente.

Vale recordar que el propio Superior Tribunal de Justicia debió intimar al magistrado a que comunique si optaría por un nuevo nombramiento o por acogerse a los beneficios de la jubilación, luego de que Martínez omitiera responder a una resolución del máximo tribunal que los exhortaba a él y a su par del Juzgado de Paz Suplente de Chorotis, Raúl Arce, a definir su situación. En el interín, el juez del Superior Tribunal de Justicia, Rolando Toledo, anunció que se jubilará cuando cumpla los 70 años.

El conflicto se generó a partir de una acción de amparo que las juezas de la Sala Segunda de la Cámara Contencioso Administrativo, Gloria Silva y Dolly Fernández, concedieron a la presidenta de la Cámara de Apelaciones Criminal y Correccional de Resistencia, Mercedes Riera, para que pueda permanecer en su cargo sin rendir un nuevo concurso de antecedentes y oposición, pese a contar ya con 71 años. Ese fallo, que generó una fuerte polémica institucional se encuentra apelado ante el Superior Tribunal de Justicia del Chaco, que tendrá la última palabra.

Compartir
Opción de Noticias