• Home »
  • Policiales »
  • Hermetismo policial y judicial tras la detención de profesor de voley de UNCAus

Hermetismo policial y judicial tras la detención de profesor de voley de UNCAus

Sáenz Peña. Si bien la información es casi nula la conmoción se adueñó de la Universidad tras trascender la detención de MJ oriundo de Tres Isletas por supuesto abuso sexual.

Diario NORTE publicó en su edición de ayer que luego de recibir la denuncia por parte de la madre de una menor, la justicia ordenó la detención de un profesor de vóley por supuesto abuso. Todo se manejó con bastante hermetismo tanto en el ámbito policial como judicial en la mañana de este miércoles, aunque se pudo conocer que la denuncia fue radicada en la comisaría Tercera y el denunciado trabajaba en las divisiones formativas de una reconocida institución del medio relacionada con el ámbito educativo.

De lo poco que pudo conocerse por el marcado hermetismo reinante en torno a la investigación, esta persona tenía a su cargo la enseñanza de la disciplina deportiva a alumnos de la categoría de 12 y 13 años.

Estas divisiones concurrieron a un torneo que se realizó en la ciudad de Machagai y al regresar la presunta damnificada habría comentado a su mamá algunas situaciones que le habría tocado vivir y tras ello, se radicó la denuncia correspondiente.

El arresto de M.J, quien sería oriundo de otra localidad pero desde hace algún tiempo se encuentra trabajando en Sáenz Peña, lo habría efectuado personal de la comisaría Segunda, que tiene jurisdicción en la zona donde reside el profesor.

El mismo, luego de ser detenido fue alojado y puesto a disposición de la fiscalía en turno que prosigue con las diligencias de rigor y en las próximas horas estaría tomando declaración indagatoria al educador.

Si bien por todos los medios trataron e evitar que se conociera el ámbito laboral del detenido, en el ambiente educativo, y especialmente en la disciplina que éste sujeto enseñaba, su nombre fue comentado de manera insistente, y entre las autoridades universitarias señalan que «sobre llovido, mojado», considerando otros episodios donde personal universitario se han visto involucrados en el último tiempo.