«Humberto Aiquel murió luchando por la reparación legítima de un daño» afirmó Ávila

«Humberto Aiquel murió luchando por la reparación legítima de un daño» afirmó Ávila

Sáenz Peña. El abogado Daniel Ávila, socio del fallecido Humberto Aiquel, utilizó el mítico espacio radial de La Balanza en radio Futuro para hacer una editorial, tras un intento fallido de allanamiento al estudio jurídico. «Él nunca pudo haberse imaginado es que un hijo suyo se asociaría con quién lo llevara a la muerte», dijo al cerrar su reflexión.

 

El profesional dedicó un bloque del tradicional programa con periodístico judicial para mencionar detalles del intento fallido de allanamiento al estudio jurídico de la calle 15, que no se concretó por su oposición, tras reclamar que no se cumplía con la ley y era un atropello, porque no se avisó al Colegio de Abogados para que hiciera de veedor.

 

El socio del fallecido abogado volvió a hablar de la lucha sin precedentes entre los hermanos Humberto y Eduardo, por el manejo de la empresa de cable que ambos tenían y donde la Justicia federal hizo un daño irreparable despojando al primero de todo derecho, lo que dio origen a una guerra judicial de años que terminó con una actuación en la Corte Suprema que aún no se cumple. Y aprovechó para cuestionar a abogados «desagradecidos» que se olvidaron de quien los ayudó y luchó por ellos siempre. Y al finalizar su editorial dejó una muestra de que esa lucha jurídica entre hermanos hoy se está reeditando.

Daniel Ávila hizo una historización del despojo de bienes vivido por Humberto José Aiquel, y resaltó sobre el allanamiento buscado en estos días que fue grave. «Para mí lo que sucedió es muy grave, es violar la intimidad de una persona que ayudo a muchos colegas, muchos colegas que hoy están en la Magistratura y son mal agradecidos», dijo.

 

Mencionó que en el año 2007 un mandamiento firmada por el ex chofer de un sindicalista, que la vida lo llevó a ser juez federal, Pichón Skidelsky dictó «una medida repudiable, arbitraria, increíble, se diligenció en la nocturnidad, 12 horas corridas desde las 20 horas hasta las 8 de la mañana: allanaron este domicilio, el domicilio particular del Dr. Aiquel, su galpón, y lo despojaron de sus bienes. pichón Skidelsky fue denunciado y zafó porque fue ayudado por diputados nacionales como Carlos Kunkel».

 

Ávila subrayó que «desde el 13 de septiembre de 2007 a la fecha el ex socio bienes recibiendo todos los beneficios de la explotación». «En primera instancia se dictó la caducidad de esa medida y se apeló en la Cámara Federal de Apelaciones y también ganamos en la Corte Suprema. La sentencia dice que Humberto Aiquel debe ser repuesto en su cargo, en el cargo que ocupaba a esa fecha, con todos sus derechos», citó.

 

«Hoy hay un juicio donde estamos reclamando toda esa explotación ilegitima, ese dinero mal habido que se cobró de la parte que le correspondía a Humberto. Una lucha muy desgastante. En ese periplo su salud se fue deteriorando notoriamente. Esa situación afectó severamente su salud: fue operado de una hernia gástrica, de divertículos, le colocaron 3 stend en plena pandemia, se le desató una diabetes galopante. Él sabia que no se podía contagiar de Covid, se refugió en su casa y finalmente se contagió, y falleció por todas estas comorbilidades que estoy detallando», mencionó con voz entrecortada.

 

«Esa lucha en la que la Justicia le dio la razón ya no la hacía para sí, porque sabía que no iba a ver los resultados, lo hacía para el resguardo de su familia. Él dejó un juicio millonario que es la reparación legítima de un daño que le ocasionó esa medida cautelar, que lo despojó de su empresa, la empresa que conformó con su hermano, que Él la desarrolló y que por más que le cambien el nombre es la misma empresa, el mismo objeto social, los mismos clientes y el mismo servicio. Y cobraron y se enriquecieron con las ganancias, con la parte que le correspondían a Él, y lo siguen haciendo. Espero que la Justicia dicte una sentencia ejemplar», sostuvo.

 

Finalmente señaló: «probablemente Él haya imaginado muchísimas cosas que podían ocurrir después de su muerte, porque lo venía preparando, ahora lo que Él nunca, calculo, lo sé, tengo la certeza, pudo haberse imaginado es que un hijo suyo se asociaría con quién lo llevara a la muerte, y lo llevara a la muerte sólo por quererles asegurar su futuro».

Compartir
Opción de Noticias