La Iglesia advierte que Argentina padece una inflación asfixiante que genera miseria

Buenos Aires. En un duro mensaje, la Iglesia Argentina denunció este sábado una «inflación asfixiante que genera miseria», le reclamó a la dirigencia «responsabilidad política» y advirtió que cada vez más personas se ven obligadas a recurrir a los comedores populares.

«No es posible morirse de hambre en esta tierra», sostuvo la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que comanda monseñor Oscar Ojea. Así se pronunció en la previa del día de San Cayetano, que se celebrará el próximo domingo 7 de agosto, según consignó Todo Noticias.

A través de un comunicado, la institución marcó: «Peregrinos de San Cayetano, también suplicamos el pan de cada día, como nos enseñó Jesús. El pan que alimenta nuestra vida y que diariamente se hace más inalcanzable a causa de la inflación asfixiante que padecemos y que genera miseria».

«¿Cómo no pensar en la cantidad creciente de hermanos y hermanas que se acercan cotidianamente a los comedores, en los adultos mayores que no pueden comprar sus medicamentos, en las familias cuyos ingresos son cada vez más insignificantes? Como reza una canción: ‘no es posible morirse de hambre en esta tierra bendita del pan’», continuó.

En su documento, el Episcopado esgrimió que «la profundidad de la crisis reclama proporcionalmente la altura de la clase política dirigente, capaz de levantar la mirada y dirigir y orientar las legítimas diferencias en la búsqueda de soluciones viables para el pueblo».

«En estos tiempos complejos, en que ningún sector parece dispuesto a ceder en sus intereses, nos hará bien a todos los que somos dirigentes en distintos ámbitos -políticos, sociales, sindicales, empresariales, religiosos, etc.- dejarnos interpelar por las palabras del Papa Francisco», manifestó la CEA.

Y cerró: «Se necesita más que nunca en los políticos un ejercicio de la responsabilidad que vaya más allá de los propios intereses».