«La lluvia cambia el panorama a futuro», dijo el productor Javier Druzianich

Sáenz Peña. El agricultor repasó que hay cultivos que sufrieron mucho estrés por falta de agua. Mencionó que el costo de producción subió 5 o 6 veces más que la campaña pasada. «La lluvia fue buena, no esperábamos estos milimetrajes», dijo.

El productor Javier Druzianich sostuvo esta mañana en Radio La Red que «la lluvia llegó tarde para los girasoles, el trigo sufrió un gran estrés hídrico, pero esto viene bien para los reservorios».

Al charlar con el periodista Horacio Fernández el productor sostuvo que «también las precipitaciones cambia el panorama a futuro, en lo que a humedad para sembrados se trata», y agregó que «muchos sembraron estaban sin humedad y los cultivos se secaron». En ese sentido explicó que en la zona productiva central «hay quienes están sembrando algodón de nuevo, porque sembraron y se seco por falta de lluvia y volvieron a sembrar, y otros ya están con la soja».

El agricultor repasó  que «el costo de producción subió 5 o 6 veces más que la campaña pasada, el glifosato y los fertilizantes aumentaron mucho, y hoy no se puede tener el suelo descubierto por los herbicidas que debes usar y el costo que estos tienen».

Druzianich  dijo que «la lluvia es general en el Litoral, pero no se esperaba la cantidad de agua caída, pero es bienvenida y cambia el panorama para la ganadería y por supuesto para la agricultura».