Más ayuda social: el Gobierno confirma que prepara otro bono

Más ayuda social: el Gobierno confirma que prepara otro bono

Buenos Aires. El presidente Alberto Fernández conmemoró un nuevo aniversario del Día de la Lealtad en un acto durante el cual recordó el legado de Juan Domingo Perón y de Evita y anunció el otorgamiento de un bono para «los sectores más marginados y postergados» de la sociedad.

En el marco de la inauguración de un tramo de la autopista Ezeiza-Cañuelas y de otras obras públicas, el jefe de Estado confirmó una serie de anuncios que van desde la suba del mínimo no imponible para la deducción del Impuesto a las Ganancias hasta un plan de cuotas para la compra de electrodomésticos.

Pero destacó especialmente la confirmación de la asistencia a los sectores vulnerables que, según informaron fuentes de la Presidencia, llegará en dos cuotas por un monto total de 45 mil pesos.

«En el transcurso de esta semana vamos a reforzar la ayuda social. Vamos a entregar un bono para los sectores más vulnerables y que no reciben ninguna ayuda del Estado. Nosotros queremos que nadie quede olvidado. Pero también vamos a redoblar nuestra inversión para que los trabajadores de la economía popular sigan insertándose en la sociedad con trabajo. En la medida que ese trabajo se formalice más rápidamente, mejor será», señaló.

En un discurso, que se extendió por casi 30 minutos en el distrito bonaerense de Cañuelas, Fernández tendió puentes entre la historia del peronismo y la coyuntura actual, las dificultades que atravesó su Gobierno a causa de «la deuda, la guerra (en Ucrania) y la pandemia» y criticó las ideas que propone el expresidente Mauricio Macri para el futuro del país.

Por ejemplo, dijo que la guerra de Ucrania «le costó a la Argentina de 5.000 millones de dólares» y que ante esas adversidades se podría haber «programado cortes de energía» como se hace en Europa pero, en cambio, se eligió «la calidad de vida» y no que se pare la industria.

«Tuvimos este año el día de mayor consumo de gas y de electricidad de la historia argentina. Decidimos invertir para que a ustedes no les falte ni la energía ni el gas, para que ninguna industria se pare. Ese es el costo de 5 mil millones. Vamos a tener que discutirlo con el Fondo (Monetario) para que entiendan que no es un gasto, que es una inversión para que Argentina no se detenga», explicó.

Acompañado, entre otros, por el gobernador Axel Kicillof, Fernández apuntó contra los «cultores del falso liberalismo» y se diferenció del Gobierno de Juntos por el Cambio: «No somos nosotros los que perseguimos, los que espiamos, los que creamos causas judiciales, no somos nosotros. No somos nosotros los que encarcelamos opositores para que se callen», enfatizó.

En la misma línea fustigó el ideario propuesto por Macri y lo acusó de querer «terminar con el Estado» y «con todos los derechos de los trabajadores, de las mujeres».

«Nunca podemos hacer una mejor sociedad restringiendo derechos de los que viven en esa sociedad», retrucó.

El acto se desarrolló en el lugar de finalización de una de las obras que, durante el macrismo, había sido licitada bajo el esquema de Participación Público Privada (PPP), y que, según el Presidente, incurrían en presupuestos 70% más altos que los de su administración: «¿Quién se llevaba la diferencia? los amigos del poder», dijo.

«No somos nosotros los que perseguimos, los que espiamos, los que creamos causas judiciales, no somos nosotros. No somos nosotros los que encarcelamos opositores para que se callen», Alberto Fernández

Compartir
Opción de Noticias