Recluso mata a otro con puñaladas y la Justicia investiga a los guardias

Sáenz Peña.

Una nueva pelea en el Complejo Penitenciario II le costó la vida a Fabián Campos de 28 años. «Ese es el celador que tenemos nosotros», había reclamado uno de los reclusos ante la inacción de las autoridades durante un enfrentamiento que se viralizó horas antes.

A las 17:35 ingresó un móvil del Servicio Penitenciario Provincial (SSP) al hospital local, trasladando a interno identificado como Fabián Campos de 28 años alojado en dicho complejo. Campos había ingresado con heridas de arma blanca producida tras una riña.

El detenido fue atendido por la médica de turno quien informó que el paciente presentaba herida corto punzante en tórax posterior derecho (Emotorax) y en tórax anterior Izquierdo (Neumotorax). Se le colocó doble Tubo Pleural, con Pronóstico Estable, posteriormente a las 21:20 la médica informó que el paciente falleció debido a un paro cardo respiratorio.

El interno acusado de herir a quien falleció declaró que poseía un arma de fabricación casera escondida y es por eso que se investigará si hubo responsabilidad de los guardias a cargo de la vigilancia del lugar.

Las actuaciones

El Ministerio de Seguridad y Justicia aseguró haber «reforzado las acciones de control y monitoreo de la situación dentro de los complejos que dependen del Servicio Penitenciario y de Readaptación Social de toda la provincia, con el objetivo de garantizar la seguridad de quienes cumplen condenas en contexto de encierro y de los propios trabajadores de la institución».

La medida fue tomada inmediatamente tras conocerse los hechos de violencia ocurridos en el Complejo Penitenciario N° 2 de la localidad de Sáenz Peña, que tuvieron como resultado el fallecimiento de un interno.

En el caso intervino la Fiscalía de Investigaciones N°4, a cargo de Gustavo Valero, quien instruyó que se realice un sumario judicial, dando también intervención a la Policía del Chaco a través de la Comisaría Sexta y la División de Investigaciones Complejas. Además, por protocolo, intervino también la Fiscalía de Derechos Humanos para garantizar una investigación con perspectiva de derechos y acorde a lo ocurrido.

Además de la actuación judicial también se instrumenta una investigación administrativa a los fines de establecer la existencia o no de responsabilidades administrativas por parte del personal del Servicio Penitenciario. En el caso de que existieran, se actuará de acuerdo al reglamento vigente.