• Home »
  • Judiciales »
  • Volvieron a clausurar el Bar de «El Pollo», búnker kirchnerista, y pusieron custodia policial

Volvieron a clausurar el Bar de «El Pollo», búnker kirchnerista, y pusieron custodia policial

Sáenz Peña. El lugar esta ligado a un personaje que tuvo que afrontar causas judiciales por narcotráfico, colaborador del PJ saenzpeñense. El Juzgado de Faltas Municipal resolvió clausurar definitivamente el bar.

Quienes usufructúan el lugar, montado en un terreno federal cuando Capitanich era jefe de Gabinete de Cristina, siempre trabajaron en la marginalidad por no tramitar la habilitación municipal pertinente. Hugo Del Giorgio, que tuvo serios problemas con la ley desde antaño por causas «narco» y de «trata», siempre fue un personaje protegido por el poder político kirchnerista.

Ahora se conoce la sentencia sobre la clausura definitiva del bar que funcionaba en el paso a nivel de la calle 14 y avenida 1 se conoció esta semana. El Juzgado de Faltas Municipal resolvió clausurar definitivamente el bar que funcionaba en el paso a nivel de la calle 14 y avenida 1 luego de varias intervenciones que tuvo la Dirección de Nocturnidad de Sáenz Peña.

A pesar de las varias clausuras que tenía, el local “seguía funcionando, haciendo caso omiso a las disposiciones, los propietarios violentaban la faja de prohibición y volvían a funcionar”, explicaron las fuentes municipales. Y agregaron que por este hecho se realizaron varias denuncias penales: “El lugar no tenía habilitación comercial, no reunía las condiciones de higiene y seguridad”.

Ahora el espacio tiene la custodia de la Policía Federal por tratarse de un predio nacional y evitar futuras intervenciones de los propietarios de la firma comercial.

Oscuro prontuario abrazado al kirchnerismo chaqueño

Hugo “El Pollo” Del Giorgio, estrechamente vinculado el peronismo kirchnerista, tiene una larga lista de hechos en los que estuvo involucrado e investigado. Fue quien estuvo al frente de la destrucción de casas precarias en el barrio Tiro Federal utilizando retroexcavadoras para demolerlas, pagando 2000 pesos a sus ocupantes. El Gobierno quería el terreno para construir ahí el Hospital.

Tras el escándalo con el prostíbulo que regenteaba en la rotonda de ruta 16 y 95, , luego de que su ex pareja una brasileña apareció muerta, donde sus preferenciales clientes era políticos, negoció con Schoklender dos casas para su familia en el naciente barrio Néstor Kirchner ubicado al sur de la ciudad.

En los terrenos del ferrocarril, con padrinazgo político, usurpó unas parcelas e instaló su “Mega Bar” lugar de “rosca” política del oficialismo provincial. Atrás había dejado, El “Pollo”, su pasado en el prostíbulo más conocido de la zona, sobre la ruta 95.

Sin embargo tiempo después fue apresado por la policía de Campana por “tráfico de estupefacientes”, aunque mientras la Justicia mencionaba que el hombre permanecía prófugo (seis meses no lo pudo encontrar la Policía del Chaco) éste personaje tomaba cafe en el bar Saraba, y días más tarde, cuando la situación ya se tornó un circo, lo encontraron en “La Cocina de Carmen” un local de comidas de Calle 25 entre 8 y 10 donde los dos policías que lo fueron a buscar esperaron que terminase su plato, y lo acompañaron a su domicilio a buscar algunas prendas. Tiempo después, se dice, fue sobreseído.

El famoso “Mega Bar” de la Avenida 1 y 14 afrontó varias clausuras, pero donde “El Pollo” actuó siempre como si las leyes no existieran para él. El lugar es conocido como un sitio de reunión de negocios y trenza kirchnerista. En ese mismo lugar muchos dirigentes del PJ saenzpeñense y provincial celebran cumpleaños y reuniones, y también ese ha sido el lugar utilizado por el oscuro intendente de Taco Pozo Carlos Ibáñez (el Antonini Wilson del Peronismo chaqueño) para “comprar” voluntades de militantes y dirigentes en cada elección. Eso debe explicar por qué tras estar preso “El Pollo” se mostraba siempre en las reuniones del PJ local sentado en las primeras filas.