66 mil familias beneficiadas con las nuevas tarjetas alimentarias

Resistencia. Se implementará desde el 20 de enero. Así lo anunció este lunes el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, desde Resistencia. Será de $4 mil pesos para madres con un hijo menor de 6 años, embarazadas desde el tercer mes de embarazo y personas con discapacidad y de 6 mil para las que tienen más de un hijo. Se acreditará el tercer viernes de cada mes para la compra de leche, carne, frutas y verduras.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, junto al gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, y funcionarios provinciales puso en marcha este lunes en Resistencia la primera de las medidas del Plan Argentina contra el Hambre: la distribución de la tarjeta de alimentos que comprenderá a más de 66 mil familias de la provincia del Chaco y cuya distribución comenzará a partir del próximo 20 de enero. Así, luego de su presentación en la ciudad entrerriana de Concordia, la provincia se convierte en la primera alcanzada por la medida del gobierno nacional de Alberto Fernández. La impresión de los plásticos correrá por cuenta del Nuevo Banco del Chaco de acuerdo a la base de datos de la Anses de los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazado. Se acreditará el tercer viernes de cada mes y se orientará a la adquisición de leche y productos lácteos, carne, frutas y verduras y no se podrán comprar bebidas alcohólicas.

El monto será de 4 mil pesos para las madres que tengan un hijo o hija menor de 6 años, para mujeres que cursen el tercer mes de embarazo y para personas con discapacidad. En tanto, será de 6 mil pesos para las madres con dos o más hijos menores de 6 años.

“Son muchos los problemas sociales de la Argentina pero lo que ha planteado el presidente Alberto Fernández, lo que hemos conversado claramente con el gobernador Jorge Capitanich es que tenemos que arrancar por estos tres: hay que resolver el problema del hambre, hay que desendeudar a las familias y poner en marcha la actividad productiva y hay que generar trabajo y un vínculo entre los planes sociales y el trabajo”, afirmó Arroyo.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación destacó que “el Chaco es la primera provincia” en la que se pone en marcha el Plan Argentina contra el Hambre a través de la primera acción: la tarjeta de alimentos. “Empecemos por lo mínimo: en la Argentina todos tienen que comer, todos tienen que comer bien en nuestro país”, exhortó.

La baja en el consumo de leche, el gran problema de la Argentina

El funcionario nacional hizo especial hincapié en la necesidad de recuperar el consumo de leche. “Si hay algo que es brutal en la Argentina, que es el gran problema de la Argentina es que mes tras mes baja el consumo de leche. Es muy importante el consumo de leche y de lácteos en los primeros años de los chicos. Es muy importante que en la tarjeta se oriente a leche, carne, frutas y verduras”, sostuvo.

“La familia define qué compra, dónde compra y cómo lo compra. El Estado orienta, ayuda, en la canasta básica saludable. Vamos a hacer mucho seguimiento, mucho acompañamiento, va a haber nutricionistas que van a acompañar y a plantear permanentemente esto: el eje puesto en el consumo de leche, de lácteos, de carnes, frutas y verduras. Tenemos que mejorar no solo el problema del hambre sino la malnutrición. Y está claro que los chicos en los primeros años necesitan consumir leche, y que si baja el consumo de leche es una vergüenza. Queremos resolverlo y empezamos resolviéndolo hoy en la provincia de Chaco”, subrayó.

Generación de petisos y obesos 

Arroyo graficó que “cuando se hace el control de peso y talla de los chicos que van a los comedores nos está dando en la Argentina una generación de chicos petisos y obesos. El más chiquitito tiene una talla menor que el grande cuando tenía esa edad, y está comiendo mal y por eso estamos yendo a una generación de chicos petisos y obesos”.

“Todos tenemos que ayudar. Los comerciantes tienen que ayudar y colaborar porque va a haber además un gran crecimiento económico en la provincia, quiénes siguen y acompañan a las comunidades tienen que colaborar e insistir todo el tiempo: leche, carnes, frutas y verduras. Quienes producen alimentos, quienes están en la agricultura familiar, en la economía popular, gran parte de los movimientos sociales que en la Argentina producen alimentos entre todos tenemos que ayudar, colaborar y hacer, que tengamos la mayor cantidad de diversidad de lugares para comprar”, recalcó el titular de la cartera de Desarrollo Social nacional.