Abogados piden a Lupi que también investigue a funcionarios judiciales

Sáenz Peña. El presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad Termal, Edgardo Reguera, pidió a la magistrada que con el mismo ímpetu investigue a los funcionarios judiciales involucrados en éste y otros casos.

«Ceo que la fiscal no pone el mismo énfasis para investigar a los funcionarios judiciales que ella misma dijo que podrían estar involucrados en esta investigación de Supuesta Estafa», sostuvo Reguera al referirse a la investigacion – sobre supuestas estafas inmobiliarias – que esta llevando adelante la Fiscal Liliana Lupi y que tuvo como ultimo detenido a otro abogado, el Dr. Miguel Lukach, el que ahora se encuentra en libertad, aunque el caso de Lukach es independiente a la causa que investiga la Fiscal.

Señaló además que, la mayor queja que los letrados colegiados tienen actualmente, «es que no se aplica con la misma insistencia la investigación contra el mismo Poder Judicial que está involucrado». «Parecería que se está avanzando contra los abogados y no contra todos los actores que, en principio, estarían involucrados o sospechados de la comisión de algún ilícito», remarcó.

El Dr. Edgardo Reguera destacó, además, que la situación que hoy se da, «es que pareciera que los abogados somos los malos de la película»; y en este sentido insistió en señalar, «que no se está tomando con la misma seriedad y contundencia de investigación, la denuncia respecto a involucrados dentro del Poder Judicial».

Destacando que «la investigación jurisdiccional por parte de la fiscal, debe ser impulsada de manera urgente; ya que ella misma ha manifestado públicamente que hay funcionarios judiciales que estarían involucrados en esta circunstancia».

Asimismo el presidente del Colegio de Abogados de Sáenz Pena pidió al Superior Tribunal de Justicia, como al Consejo de la Magistratura, «den una solución inmediata a este tema. Ya que no tenemos tranquilidad ni los colegas, ni la sociedad misma, de estar litigando con un Poder Judicial o un sector del mismo, donde algún funcionario está sospechado de la comisión de algún delito».