Al filo del cierre de alianzas, Marolo le dio sabor «a su vida»

Sáenz Peña. Negoció su encolumnamiento con Capitanich por un cargo. En 2019 siendo candidata a intendente apenas sacó 99 votos. Fue funcionaria Peppista durante una gestión llena hechos de corrupción.

El medio ChM indicó hoy que para el Gobierno, según la comunicación oficial, Marolo cuenta con 20 años de experiencia en Salud Pública y por eso la designan como directora de la Región Sanitaria 2 Centrochaqueña. Ella misma aseguró que junto a su equipo pondrá todo su esfuerzo y experiencia en “dinamizar la gestión Sanitaria más en estos tiempos de pandemia que estamos viviendo”.

La saenzpeñense Lilian Marolo fue designada por Resolución N° 752 como titular de la Dirección de Zona Sanitaria 2 Centrochaqueña que abarca las localidades de Villa Berthet, Quitilipi, Machagay, Plaza, Colonia Elisa, Capitán Solari y Garcitas dónde tendrá a cargo los hospitales, centros De Salud y puestos sanitarios rurales.

Marolo armó un partido político y junto Fabricio Bolatti (un coquista cerrado) fue candidata a diputada en la lista 501 en 2017, asumió la presidencia de su propio partido Participación Ciudadana en el Chaco y fue candidata en 2019 a intendente siendo también, en el mismo año, candidata a diputada provincial.

Un dato curioso es que en el 2019 en las elecciones donde Sáenz Peña eligió intendente hubo 38.221 votos afirmativos (es decir validos), y Marolo como candidata a intendente del Frente Todos Para un Nuevo Chaco, llevando a su marido José Luis Verón como candidato a presidente de Concejo, sacó solo 99 votos.

En 2019 a principio de año hacía campaña diciendo «cuando sea Gobernadora voy a terminar con la corrupción en el Chaco», mientras formaba parte de la gestión de Peppo (emblema de la corrupción de los últimos tiempos) como vocal del Instituto del Deporte.