• Home »
  • Chaco »
  • Alberto Fernández: «Yo también defiendo Chaco», afirmó

Alberto Fernández: «Yo también defiendo Chaco», afirmó

Fontana. Tras el evento en la fábrica Palacios Hermanos por el Día de la Industria, el presidente Alberto Fernández participó del acto de campaña del Frente de Todos Chaco en Fontana junto a precandidatos, el gobernador y demás funcionarios.

Quien comenzó la ronda de discursos en este acto tan especial que forma el último bastión de Fernández durante este último proceso de campaña fue el gobernador Jorge Capitanich, quien estima enormemente a su «amigo», el presidente.

Las críticas no tardaron en llegar, y más aún si recordamos la actual contienda política que se mantiene desde la Legislatura tras la falta de quórum que no les permite tratar el proyecto impulsado por el intendente justicialista, Gustavo Martínez: «La oposición puede decir, hablar, balbucear y soñar con cosas pero la verdad es que nosotros somos capaces de hacer. Nos tocó en tiempos de pandemia, pero hoy Chaco lidera el empleo formal».

Aprovechó el momento para agradecer al presidente y destacar todo el camino recorrido, más aún durante tiempos de pandemia.

«Quiero darte las gracias, porque cuando empezó la pandemia, bien sabes porque hablábamos casi todos los días, la provincia de Buenos Aires, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia del Chaco, con el epicentro en el Gran Resistencia, sufrimos la pandemia», dijo el gobernador.

«Chaqueños y chaqueñas provenientes de Singapur, Egipto, Francia, vinieron y lamentablemente el virus se propagó. Nosotros no teníamos capacidad para procesar las muestras y todas las muestras iban al Malbrán y tardaban días. Ahora tenemos 11 laboratorios. De 0 muestras pasamos a 3.300 con un equipo de voluntad, las enfermeras, trabajadores de salud», manifestó.

Y agregó en un agradecimiento: «Teníamos que abrodar el problema de las muestras, hacer el hisopado, PCR, test rápido, y todo eso, cuando lo necesitábamos, Alberto estaba».

Con un gran abrazo, contrario a sólo el contacto de puños que hubo en el acto por el Día de la Industria, el gobernador saludó al presidente de los argentinos y le dio el pie para que comience su palabra.

Entonces, Fernández agarró el micrófono acompañado de los aplausos chaqueños, e ironizó por un cartel: «Yo también defiendo el Chaco».

«Quise hoy estar con el gobernador, mi querido amigo Coqui Capitanich. No fue casual, yo estoy convencido de que vivimos en una Argentina profundamente injusta que tenemos que cambiar, una Argentina que tiene un centro rico y tiene dos periferias, una al norte y otra al sur», agregó.

Según manifestó, se comprometió desde el primer día «a construir un gobierno donde gobernara un presidente con 24 gobernadores; 23 gobernadores y un jefe de gobierno, y desde el primer día lo hice así».

Fue luego cuando arribaron las críticas a la gestión de Macri, acompañadas de la visión del horizonte del presidente Alberto Fernández: «Llegamos al gobierno con la idea de cambiar este tiempo muy ingrato, que fueron los cuatro años precedentes de la anterior gestión».

La situación vacunatoria no pasó desapercibida: «Cuando llegaron aquí las vacunas nos acusaron de cosas horribles. Nos dijeron que envenenábamos gente, me denunciaron. En verdad lo único que queríamos nosotros era tener vacunas para los argentinos y argentinas. Cuando empezamos a vacunar nos empezaron a decir que no teníamos segundas dosis. Ya cuando terminaba julio les dije a todos ustedes que ibamos a dar en agosto 7 millones de segundas dosis. Y las 7 millones fueron dadas. Hoy, los mayores de 60 años están prácticamente todos con su segunda dosis dada y yo espero que cuando llegue el fin de septiembre o los primeros días de octubre, la mitad de la población argentina tenga las segundas dosis administradas. Tengo hoy la tranquilidad de decir que el 85% de mayores de 18 años ya han recibido por lo menos una dosis de la vacuna».

«Si cometimos un pecado, ¿saben cuál fue? el de cuidar la salud de los argentinos y las argentinas. Si me van a condenar por eso, condenenme. Ese es el pecado que cometimos. Ahora que estamos sobrellevando ese tiempo, y que entramos en la recuperación les pido por favor con la esperanza de siempre, con el amor que tenemos nosotros los que queremos la causa popular».

«Los hijos de Perón y de Evita, de pie, con toda la fuerza recuperemos la Argentina que nos merecemos para que podamos vivir la vida que queremos. Gracias Chaco, Norte Grande argentino, los quiero y los abrazo», dijo.