Alberto quiere elecciones PASO para que «la gente» elija al candidato

Buenos Aires. En una entrevista televisiva, el Presidente habló sobre la economía actual y responsabilizó a la gestión anterior por los problemas recibidos. «Lo que el macrismo hizo en la Argentina es un daño inconmensurable», aseguró.

El presidente Alberto Fernández apostó nuevamente por la realización de elecciones PASO en el Frente de Todos (FdT) en 2023, al afirmar que «no hay peor peronismo que el peronismo quieto, inmovilizado» y aseveró que «nada puede ser mejor para un candidato que la gente lo haya elegido candidato».

Además, sostuvo que la situación del FdT está «bien» y reiteró que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «no es su enemiga», más allá de que algunas veces puedan no tener la «misma mirada».

«Mis enemigos son los que hacen mover los mercados, los que quieren generar el caos y quieren sembrar tristeza y desesperanza en Argentina», subrayó en declaraciones al canal C5N.

Consultado sobre si ratificaba lo que dijo el 17 de noviembre pasado acerca de que tiene que haber elecciones PASO para los cargos electivos y si en ese caso «incluía su nombre», el primer mandatario respondió: «Sí, definitivamente».

Fernández aseveró que «el mejor peronismo es el que está movilizado, compite, discute y debate, y cuando digo el mejor peronismo debo decir que el mejor progresismo es ese; el progresismo silenciado no es un buen progresismo».

«Nada puede ser mejor para un candidato que la gente lo haya elegido candidato, y no que sea una decisión superestructural», enfatizó.

Además afirmó que el macrismo «ha dejado el peor escenario económico que podríamos tener» y señaló que a Juntos por el Cambio (JxC) «no le pide que lo ayuden, sino que simplemente se callen».

Dijo que la situación económica adversa en que recibió el país en 2019 es advertida por «todos los líderes del mundo, que se dan cuenta del daño» que la gestión de Mauricio Macri «le hizo al país».

Criticó a los sectores de la oposición y de los medios que «generan una expectativa negativa» sobre la economía y dijo que, de persistir en esa actitud, «lograrán que la gente tenga expectativa negativa».

En esa línea, cuestionó a quienes «siguen asustando a la gente que padece un problema como el de la inflación, que yo comprendo y no me hago el distraído».