• Home »
  • Política »
  • Cambiemos estudia pedirle la renuncia a Aída Ayala, y Blasco mirá de reojo y en silencio

Cambiemos estudia pedirle la renuncia a Aída Ayala, y Blasco mirá de reojo y en silencio

Sáenz Peña. El dirigente del PRO, presidente local del partido político que llevó a Macri a la Presidencia, Ernesto Blasco se llamó a silencio ante las informaciones nacionales que hablan de un renuncia de Aída Ayala, lo que lo depositaría por dos años en el Congreso.

La confirmación del pedido de prisión preventiva contra la legisladora Aída Ayala activó las alarmas en el Oficialismo y según el diario Ámbito Financiero, a pesar de una eventual apelación de la legisladora radical, los jerarcas de Cambiemos ya planean el corto plazo para este tema: si la inminente presentación de la exintendente de Resistencia no tiene efecto positivo, pedirle la renuncia para evitar un desafuero durante primeros días de marzo, cuando se inicie el período de sesiones ordinarias.

Así se buscará evitar un fuerte golpe político en Cambiemos en un año electoral caliente. Es decir, Cambiemos ofrecería la cabeza de Aída Ayala, y eso significaría la anticipada «jubilación» política para la dirigente proveniente de Acción Chaqueña el partido del dictador Ruíz Palacios.

«Si la diputada no tiene éxito en su defensa, lo lógico sería que renuncie antes de marzo. Si no, durante los primeros días de sesiones ordinarias estaríamos en condiciones de avanzar con su desafuero, ya que no habrá mayor margen para estirar el tema”, señalaron a Ámbito Financiero desde la ‘crema’ de Cambiemos.

Hasta diciembre pasado, el único socio oficialista que planteó la necesidad de avanzar con el desafuero en caso de confirmaciones de la Justicia fue la Coalición Cívica. En tanto, la Unión Cívica Radical entró en un cono de silencio y el PRO se encontró con legisladores decididos y otros muy dubitativos. Desde el comando del macrismo, Nicolás Massot y Silvia Lospennato evitaron dar precisiones en cuanto a directivas de Casa Rosada.

Mientras tanto en Chaco, más precisamente en Sáenz Peña, Ernesto Blasco, dirigente del PRO, presidente local del partido político que llevó a Macri a la Presidencia, quien deberá reemplazar a Ayala si esta renuncia o pide licencia, se llamó a silencio respetando el que aún no haya definiciones desde Casa Rosada.