Chaco entre las provincias con mayor tasa de femicidio del país

Resistencia. La Mujeres de la Matria Latinoamericana- MuMaLa- presentaron los datos de los primeros ocho meses del año de Femicidios – Lesbi/Trans/ Travesticidios del Observatorio Mumala «Mujeres, Disidencias, Derechos», desde el 1° de Enero hasta el 30 de Agosto del 2021.

Paula Ojeda, coordinadora de Mumala Chaco expresó que: «Continúa siendo urgente la implementación de políticas públicas integrales hacia quienes se encuentran en situación de violencia de género».

«Se contabilizaron142 Femicidios en Argentina de un total de 219 muertes violentas de mujeres, travestis y trans, es decir 1 muerte violenta cada 26 horas», afirmó Ojeda.

Por otra parte, el Registro Nacional de Femicidios reveló que las provincias que presentan mayor tasa provincial de femicidios son: Santiago del Estero, Formosa, Neuquén, Tucumán, La Rioja, Salta y Chaco. Todas ellas, superan ampliamente la tasa nacional de femicidios. (0.54%)

Además, la coordinadora de la organización explicó que: «Es responsabilidad del Estado garantizar la seguridad de las víctimas mediante la intervención integral de las instituciones públicas»

Por último Ojeda agregó: «En un contexto electoral dónde los discursos ganan terreno, estos datos nos bajan abruptamente a una realidad que no cesa: las mujeres y diversidades seguimos muriendo a manos de la violencia machista. Queremos que se declare la Emergencia Ni Una Menos».

Info Femicidios:
142 son Femicidios, femicidios vinculados y trans – travesticidios.
32 muertes violentas asociadas al género, vinculadas a economías delictivas y robos.
34 muertes violentas de mujeres están en proceso de investigación (esperando autopsia y peritajes.)
11 suicidios femicidas
151 niñxs y adolescentes se quedaron sin madre.

Datos a resaltar:

El 62% de los femicidios fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida.

El 56 % de las víctimas tenía entre 19 a 40 años. La edad promedio de las víctimas es de 39 años.

6 de cada 10 femicidios fueron cometidos por parejas o ex parejas de las víctimas.

El 24% de las víctimas había denunciado a su agresor. El 15% tenía orden de restricción de contacto o perimetral y el 2% botón antipánico.

El 35 % de las víctimas fue asesinada con un arma blanca.
El 14% de los femicidas tenía antecedentes en violencia de género.
El 13% de los femicidas era integrante de las fuerzas de seguridad.