Continúa tensa la situación por la usurpación del Club Unión y Fuerza

Sáenz Peña. Grabriel Duca contó que «el usurpador» cortó la energía y dejó sin luz a un grupo de niños que practicaban Taekwon Do. «El intruso en pocas palabras está condicionando el futuro de un Club», dijo.

«Ayer quienes usurparon las instalaciones del Club Unión y Fuerza «cortaron» la energía eléctrica a un sector de sus instalaciones, dejando a niños de la práctica de Taekwon Do en la oscuridad, la insolencia y el atropello a la orden del día ¿Hasta cuándo? Ante estos hechos ¿Qué hacemos?», contó Duca que integra la comisión normalizadora.

Puntualiza que «el tablero de comando general de energía eléctrica quedó dentro del espacio que el intruso usurpó ¡Él es amo y señor! Ayer nos dijo el Sr Wasinger (normalizador) que hoy 27/10 los abogados que lo representan (al intruso) estarían presentado un escrito de mediación, de la cual, quienes pretendemos recuperar al club, desconocemos los términos y condiciones que ahí se proponen para que esa persona deje las instalaciones del Club Unión y Fuerza».

«Ante los hechos de público conocimiento ya ocurridos en estos últimos meses nos es casi imposible creer que esta persona abandonará el espacio que usurpa en buenos términos», dijo Duca.

Por otra parte señaló: «El intruso en pocas palabras está condicionando el futuro de un Club, lo que se traduce en anteponer el interés personal de un marginal a el interés colectivo de una comunidad, perjudicando a cientos y porqué no a miles de niños, jóvenes y adultos».

«Cabe preguntarse ¿Hasta cuándo la sinrazón primará por sobre la paciencia, el respeto, el derecho, el sentido común y los 90 años de vida de una institución deportiva Chaqueña?», dijo finalmente.