Decidieron la vuelta a clases presenciales

Buenos Aires. Será desde 1 de marzo según lo debatido y definido por el Presidente Alberto Fernández y los ministros de Educación de las provincias.

La ministra de Educación de la provincia, Daniela Torrente, participó este viernes en la Quinta Presidencial de Olivos de la reunión del Consejo Federal de Educación (CFE) encabezada por el Presidente Alberto Fernández. Durante la misma, se ratificó el retorno a las clases presenciales en todo el país, según la situación epidemiológica de cada región y bajo condiciones de seguridad sanitaria que garanticen el cuidado de la salud de la comunidad educativa y la implementación de los protocolos aprobados.

Habrá prioridades para la sala de 5 años del nivel inicial, y el primer y el último año del nivel primario y del nivel secundario en todas sus modalidades y orientaciones.

“Volver a clase, esta vez, no tiene las características de un día de marzo cualquiera. Es volver a clase llenos de cuidados, preservando la distancia y la cercanía de docentes y alumnos, y priorizando la salud de los docentes, a quienes debemos ayudar en su vacunación lo antes posible”, afirmó el presidente Fernández.

Seguidamente, el ministro de Educación de Nación, Nicolás Trotta dijo que el Consejo Federal de Educación reafirmó el «compromiso con la presencialidad cuidada y segura» en las escuelas ante el inicio del ciclo lectivo 2021, a partir de la semana próxima en todas las jurisdicciones del país.

Asimismo, anunció la creación de un observatorio para el seguimiento y evaluación del regreso a clases presenciales, y dijo que «se reafirmó un esquema de presencialidad, no presencialidad, y una combinación de ambos para poder cumplir los 180 días de clases».

En el encuentro, el CFE ratificó que las clases iniciarán en todos los niveles obligatorios y modalidades en las fechas fijadas en el calendario escolar de cada jurisdicción «bajo cualquiera de las formas de escolarización, sea ésta presencial, no presencial, o combinada». Sin embargo se planteó la necesidad de priorizar la actividad escolar presencial por sobre otras formas en todos los niveles y modalidades de la educación obligatoria cuando un distrito cuente con la situación sanitaria de distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

En esa misma línea, se establecieron prioridades entre los grupos de estudiantes para el regreso presencial a las aulas, como por ejemplo la sala de 5 años del nivel inicial y el primer y el último año del nivel primario y del nivel secundario en todas sus modalidades y orientaciones.

«El presidente destacó en el final de su mensaje que la salud es el presente y la educación es el futuro de los argentinos, por lo que nos asignó la enorme responsabilidad de garantizar el cumplimiento del derecho a la educación», dijo la ministra Torrente.