El director del «4 de Junio», vacaciona en Brasil mientras enfermeros cartonean para comprar insumos o se piden donaciones a la comunidad

El director del «4 de Junio», vacaciona en Brasil mientras enfermeros cartonean para comprar insumos o se piden donaciones a la comunidad

Sáenz Peña. La información se filtró hace horas. Algunas voces confiaron que, si bien volvería este viernes, podría aprovechar también el fin de semana largo. ¿Lo sabe el gobernador Zdero, o el ministro Rodríguez, o sus padrinos radicales saenzpeñenses? Jaime Etcheluoz asumió el pasado 20 de diciembre de 2023, y desde esa fecha los problemas se multiplicaron.

Ese día de la asunción los nuevos directivos se comprometieron a una gestión de honestidad y transparencia, remarcando el compromiso con el que trabajarían para «mejorar». Llamativamente todo lo que se aseguraba en la gestión anterior que dirigía el enfermero Carlos Navarrete no se puede garantizar ahora en la gestión que conduce Jaime Etcheluoz e Ivón Duarte, quienes fueron propuestos ante el gobernador y el ministro por las autoridades políticas saenzpeñenses. Etchelouz cuenta con el mismo presupuesto que contaba Navarrete, cerca de 40 millones mensuales, pero los distintos servicios del nosocomio en las redes sociales piden a la comunidad donaciones para cubrir insumos básicos, mientras algunos enfermeros hasta venden cartones para poder cubrir faltantes.

Desde Neonatología el 24 de diciembre pedían «pan dulce, budines o comida para las mamis». El 2 de enero la actual secretaria privada de Etcheluoz publicaba «queremos que sepan que la Comisión Directiva apoya a toda colaboración que podamos recibir para ayudar a mejorar de a poco nuestro nosocomio». Y en la publicación agregaba «Estamos necesitando la donación de telas de cualquier tipo (o si está a su alcance tela quirúrgica grim) para la confección de bolsillos, los cuales se utilizan para el resguardo de pinzas en los procedimientos quirúrgicos». Consultado sobre esto el director dijo que se enteraba por los medios, dejando evidencia de que se hacen cosas inconsultas.

Los últimos días de enero por cadenas de WhatsApp y Facebook desde la Guardia de Pediatría, del Hospital 4 de Junio, publicaban que «está necesitando de tu ayuda para poder mejorar y cumplir con el tratamiento de sus pacientes…», así decía el flayers, y agregaba: «Se necesita básicamente papel para secado de manos, tapón heparinizado, cintas (papel y/o hipoalergénicas), alcohol, lavandina, agujas, jeringas, ampollas de dipirona, dexametasona, diclofenac».

«Se fue a Brasil»

Tras conocerse la noticia, que se buscó esconder y que en el mismo hospital tratan de que no se sepa, una fuente consultada dijo a este medio: «Se fue de vacaciones a las playas de Brasil, teóricamente estaría volviendo este viernes pero como éste viernes es fin de semana largo no se asegura que vuelva para este fin de semana».

Una imagen de archivo de Jaime Etchalouz y su esposa Daiana Gazzola, también empleada del hospital 4 de Junio.

Es raro que desde el Gobierno provincial se manifieste que la salud pública está en emergencia, que se redoblen esfuerzos para poder garantizar insumos que evidentemente no están llegando, que se insista en hallar los lugares donde el kirchnerismo chaqueño liderado por Capitanich dejó vencer medicamentos e insumos, que haya un mensaje tan remarcado por parte del gobernador Zdero y el ministro Rodríguez de hacer un esfuerzo importante para garantizar una mejor prestación, y un director recién asumido se tome vacaciones a un mes y medio de aceptar el cargo.

¿Está mal que Etchelouz pueda o quiera descansar con su familia? No, no está mal, pero en un momento tan delicado, tras aceptar un cargo político, debería estar codo a codo con el gobernador y el ministro de Salud buscando soluciones y no dejando que «la comunidad» resuelva la falta de insumos como alcohol, lavandina, agujas, jeringas, ampollas de dipirona, dexametasona, diclofenac que faltan en todos los servicios. La actitud del director es mínimamente inmoral.

Pero ¿dónde están los padrinos políticos saenzpeñenses que impusieron el nombre de Etchelouz? ¿estarán al tanto de la decisión del director en estado embrionario?

En el interior, ¿quién controla?

Pero este no es el único caso. Se dice que la recientemente asumida directora del hospital del Hospital de Tres Isletas, Dra. Marisa Castillo, fuertemente cuestionada por la comunidad hace algunos meses  ni bien asumida viajó a Cancún (México), según posteaba en sus redes sociales, lo que ocasionó enojo y malestar en la comunidad. Es raro que la administradora general del hospital, Ely Noguera, ex precandidata a presidente de Concejo de Luis Cuadros (del espacio de Zdero en JxC) ampare este tipo de situaciones pese a que sale a decir públicamente que han encontrado un hospital con muchas falencias.

En fin, la cuestión es: o se combate lo que fue el kirchnerismo, o sólo se cambia de cascara y se sigue aprovechándose del Estado mientras la gente padece.

Compartir
Opción de Noticias