El farmacéutico y concejal Blasco habló del uso de protectores faciales

Sáenz Peña. El edil, propietario de Farmacia San Miguel, Ernesto Blasco se refirió a la importancia del uso de protectores faciales y solicitó a la ciudadanía cuidarse.

En las últimas horas se ha incrementado la compra de barbijos en las farmacias de la ciudad de Sáenz Peña, liego del anuncio del intendente de la obligatoriedad de su uso para poder circular. “Es importante la demanda de barbijos de parte de la ciudadanía y lamentablemente está escaseando el mismo”, dijo Ernesto Blasco propietario de una de las farmacias en la ciudad de Sáenz Peña.

En relación a los barbijos existentes o los que se están fabricando de tela, se le puede agregar un papel de filtro o servilletas de papel y se lo cambia diariamente, para ampliar la seguridad.

Si bien la venta de barbijo ya se venía realizando con anterioridad a la resolución municipal, en las últimas horas son muchos los vecinos que recurrieron a la farmacia a adquirir uno o varios para todo el grupo familiar.

Al ser consultado sobre las medidas que fue tomando el intendente Bruno Cipolini en el marco del COVID 19 dijo estar de acuerdo, “y eso demuestra lo que ocurre en Sáenz Peña que hasta la fecha no tenemos casos de coronavirus en la ciudad y no hay que relajarse, eso es una fortaleza”.

Dijo Blasco que el intendente Bruno Cipolini estaba al mando de “un barco en medo de la tormenta y lo está haciendo muy bien”, señalo.

Sobre el uso de barbijos, dijo que antes no era recomendable el uso de barbijos, sin embargo la Organización Mundial de la salud hoy lo recomienda y cando antes pensábamos que tampoco servían los protectores faciales, hoy todo sirve”, señaló.

Sostuvo Blasco que lo que hace el uso de los protectores faciales es amortiguar la carga viral, es decir que no es lo mismo recibir una carga viral pequeña que grande. Si una persona me estornuda de frente y tiene coronavirus voy a recibir una carga viral muy grande si no tengo el protector facial. NO podemos decir que no nos vamos a contagiar usando estos barbijos de tela, podemos contagiarnos, peor a lo que se apuesta es que la carga viral sea pequeña de manera que uno tenga posibilidades de sobrevellvar esta enfermedad”.

En relaciona a la cuarentena dijo que “la cuarentena no es fácil, hay gente que la cumple a rajatabla, otras más o menos y otros directamente no la cumple, pero esperemos que todos tratemos de hacer los deberes lo menor posible porque estamos frente a un enemigo fuerte y desconocido y los virus suelen mutar. No vamos a encontrarnos con el mismo virus que salió de China y el que esta ahora”.