El Presidente justificó el «vacunatorio Vip»

México. Desde el exterior, en un baño de decencia y moralidad, cuestionó a la Justicia y a los medios de comunicación. “Terminemos con la payasada, no hay un delito por adelantarse en la fila”, dijo.

l jefe de Estado argentino defendió al Gobierno del escándalo del vacunatorio VIP, al cual se había referido este lunes su par mexicano.

En ese contexto, afirmó que “detesta los privilegios”, apuntó contra la Justicia, los medios y la oposición, y aseguró que descocía lo que estaba sucediendo y, cuando se enteró, “perdió a un ministro”.

“El tema de las vacunas es un tema muy sensible y queremos tratar con absoluta seriedad porque el riesgo es que lo terminemos politizando. En circunstancias irregulares se vacunó a un grupo de alrededor de 70 personas”, asumió el mandatario argentino. Aunque aclaró que “el concepto de irregular es para revisar”, porque “había personal estratégico” (como el caso de Domingo Peppo de Chaco) dentro de ese listado, que “debería vacunarse”.

En este sentido, recordó la desconfianza que se generó en torno al suero ruso Sputnik V y resaltó que tanto él, como Cristina Kirchner, Axel Kicillof, otros gobernadores e intendentes se tuvieron que vacunar para generar confianza. “Porque hubo una campaña despiadada para hacerle sentir a los argentinos que la Sputnik V era veneno. Y son los que me denunciaron, que me piden que les dé el veneno”, sentenció en referencia a los referentes de la oposición que criticaron el suero por la falta de publicaciones científicas que brindaran información sobre el mismo. También apuntó contra los medios de comunicación por “hacer eco de estas opiniones”.

“Quisiera que la Argentina funcione de otro modo”, reconoció Fernández. Y destacó que apenas “tomó nota” de lo que había pasado, reaccionó. “Perdí a un ministro, que en cuyo ministerio o bajo su dependencia pasaron estas cosas”.

El presidente se refirió por primera vez a las denuncias, que hasta el lunes sumaban más de 15 en Comodoro Py y una en la provincia de Buenos Aires, pidió: “Terminemos con la payasada, les pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que corresponde”. En este sentido, dijo que “no se pueden construir delitos gratuitamente” y aseguró que “no hay un delito por adelantarse en la fila”.