En plena pandemia: Polini, campaña sin protocolos

Sáenz Peña. La clase política tiene una doble responsabilidad ante esta circunstancia que vive la humanidad. No hace falta ser un erudito, al decir de Polini, para entender que «todos» debemos sumar con el ejemplo. El intendente visitó varias localidades: amontonamientos, falta de distancia, apretones de manos; cero ejemplo.

Polini en la UCR saenzpeñense, amontonados.

El jefe comunal dugratense, Juan Carlos Polini, cuestionado en su localidad por su carácter de patrón de estancia, aprovechamiento de la función pública en beneficio de sus negocios personales, y maltrato a los trabajadores, llegó a la Termal a mantener reuniones y hacer caminata. La foto de la propia red social del precandidato al Congreso, que dejaría incumplida su palabra dada a los vecinos de Du Graty y no finalizaría su mandato de intendente, atestigua lo que en Pandemia no se debe hacer.

Polini también recorrió Las Breñas y allí, junto su par Víctor Machuca, también quebrantó el protocolo recomendado para minimizar contagios de Covid. En Villa Angela, junto a su padrino y patrón político, Ángel Rozas, hizo lo mismo.

Cuando más grande es la cuota de poder y representación, más aún debe ser la responsabilidad y el compromiso. Eso le reclama la oposición al presidente Alberto Fernández por el cumpleaños de su mujer en la Quinta de Olivos. Cuál es la diferencia entre la foto de Fabiola y las imágenes que muestran a Polini, intendente de una localidad y presidente del principal partido de Oposición, no son algo distinto.

Polini y Rozas en Villa Ángela, amontonados.

La imagen que encabeza esta nota muestra a al rededor de 40 personas en la sede del Comité de la UCR de Sáenz Peña. Una imagen similar fue tomada en Villa Ángela y Las Breñas. También otras imágenes dándole un apretón de manos a vecinos aparecen en la cuenta oficial de Polini en Facebook.

Polini y Machuca en Las Breñas, amontonados.

Hace algunas semanas Polini hizo pública una carta al Gobernador Capitanich y le reclamó acciones para disminuir la demanda de camas tanto en salas comunes como en UTI de los grandes centros de salud. Entre otras expresiones de campaña electoral citó: «Hay que salvar a la gente, hay que cuidar a los médicos; la sociedad entendió hace mucho que con aplausos no alcanza. A más de un año y cuatro meses de una cuarentena eterna, necesitamos soluciones reales y efectivas para combatir esta pandemia».

Polini debe replantearse algunos conceptos, evidentemente, y fundamentalmente acciones. No se puede andar por la vida borrando con el codo lo que se escribe con la mano. ¡Que se rompa, pero que no se doble!, parafraseando el manifiesto del fundador del centenario partido.