Encontraron un ataúd abierto y restos óseos sin cráneo en el cementerio

Avia Terai. La denuncia fue recibida en la Comisaría de Avia Terai y fue hecha por un empleado municipal que trabaja en el lugar por una irregularidad que halló en una de sus recorridas.

El trabajador puso en conocimiento de la policía que hace varios días observó una tumba abierta con su ataúd también abierto donde se ven restos óseos, aunque falta el cráneo. Ante esta situación fue informado el fiscal de turno y ordenó que se proceda al secuestro de los restos óseos a los fines de realizar el peritaje correspondiente.

La Justicia procederá a determinar ahora si esos restos óseos corresponderían al cráneo encontrado días pasados en un basural de esa misma localidad y que un hombre saenzpeñense llamado Oscar Arroyo cree que se trata de su hijo desaparecido hace un año.

El cráneo y ahora estos restos óseos serán analizados en el Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (IMCIF) para determinar si corresponden a la misma persona, es decir, al cadáver sepultado en el Cementerio de Avia Terai o al joven Arroyo desaparecido.

La denuncia por el hallazgo del cráneo fue hecha en la Comisaría de la misma localidad el 13 de julio, por lo que se busca determinar en caso de que ese cráneo corresponda a los restos del cementerio de qué manera alguien extrajo esa parte del cuerpo para luego depositarlo en el basural donde fue hallado.