¿Enojo y distanciamiento de Jara y las nuevas autoridades?

Sáenz Peña. El sindicalista de extracción peronista militó abiertamente pidiendo el voto para los candidatos de la UCR: Carim, Gerardo y Bruno. «Al parecer no hay conexión», dijo una fuente cercana al sindicalista.

«Es por eso que no atiende el teléfono, está esperando el 10 porque al parecer no hay conexión», sostuvo un hombre cercano a Jara dejando así al desnudo el distanciamiento entre el sindicalista y el nuevo intendente.

Según mencionó la fuente desde el pasado domingo 10 de noviembre no hubo acercamiento entre el sindicalista peronista que (ver foto) militó identificadamente pidiendo el voto por «los Cipolinis».

Se dice que Jara no toma contacto con nadie, ni con los integrantes de la comisión directiva del Suoem, y se mantiene encerrado en la sede del gremio. «Al parecer no hay conexión», dijo una fuente, asegurando que «es por eso que no atiende el teléfono».

¿Qué compromisos tenía la gestión que finaliza con Jara? ¿Qué impide que Jara y el nuevo intendente se reúnan para definir los beneficios de los trabajadores de aquí para adelante? ¿Este distanciamiento o enfriamiento de la relación, que hasta hoy fue respetuosa y sostenida en el diálogo (con Gerardo), podría generar alguna acción gremial directa por parte del Suoem?

El gran manto de incógnita e incertidumbre que se da en relación a quienes integrarán el gabinete en la nueva gestión, con pura especulaciones, podría ser también motivo por el cual el gremialista mantiene cautela.