Farana, los 78 millones, su lápiz selecto y el enojo de los productores

Sáenz Peña. El dirigente de Federación Agraria es hoy el el subsecretario de Algodón de Peppo.

El funcionario gubernamental hace algún tiempo manifestó su preocupación acerca de la realidad y el futuro del cultivo, al tiempo que expresó la “marginación creciente” de parte del Gobierno nacional.

Sin embargo hay algunas voces del sector, que en breve estarían presentando denuncias que pondrían a Farana en el ojo de la tormenta, que mencionan que hay un manejo totalmente discrecional y direccionado pura y exclusivamente a departamentos donde hoy gobierna el Peronismo.

Sostienen que existe una operatoria para instrumentar unos 78 millones de pesos que bajaron de Nación mediante el Fondo Compensador Algodonero, pero que ningún extensionista ministerial puede dar información sobre quienes integran los listados de beneficiarios, ya que esos listados obrarían solo en el Ministerio de la Producción, pero en ese ámbito gubernamental asegurarían que el único con acceso a la lista, celosamente cuidada, es el propio subsecretario Omar Farana, quien por otra parte estaría destinando recursos casi de forma exclusiva a la zona de General San Martín, de donde es oriundo.

«Hay una clara intencionalidad de este funcionario de fortalecer áreas de siembra en un lugar determinado de la geografía chaqueña», señalan descontentos.

El lápiz de Farana repasaría puntillosamente  quien o quienes reciben los fondos, que llegan materializados en semillas y gasoil. Se dice que se estaría entregando unos 10 kilos de semilla por hectárea, cuando el proveedor estatal informa por lo bajo que a el le compran en un promedio de hasta 20 kilos por hectárea, «figura que compran semillas como para implantar algodón en todo el Chaco de punta a punta».

Estos serían apenas unas muestras de las acciones vidriosas del actual subsecretario, quien al parecer también, a la hora del reparto, observaría a que sector pertenece el agricultor, teniendo preferencias por los federados, ya que la entidad a la que pertenece sueña con quedarse con el manejo del Ministerio completo.