Fusiló a un joven de 17 años porque le entró a robar

La Leonesa. El arma utilizada para realizar los disparos es calibre 22 largo. Por el hecho fue detenido un albañil que dijo ser el propietario de la finca donde dos jóvenes habrían querido sustraer algunos elementos.

El hecho sucedió este martes a las 19.15 y por ello actúa la Fiscalía N°3 a cargo de Rosana Beatriz Soto. La víctima es el joven Cristian Anselmo Braian Aquino (17).

La comisaría local tomó conocimiento mediante un abonado telefónico de un intento de robo en el domicilio del vecino F.I.I., domiciliado en la calle 4 de julio, entre Teodoro Arrua y Cacique Quintana, del barrio Margarita.

Los uniformados llegaron rápidamente al lugar y se entrevistaron con el dueño de la vivienda. El morador dijo ante los policías que al ingresar a su casa vio a dos sujetos de sexo masculino con ropa oscura que se encontraban sustrayendo una estufa y un chicote de cuero.

F.I.I. manifestó ante los agentes de la ley haber desenfundado su revólver para efectuar dos disparos con un arma de fuego calibre .22, de acuerdo a sus palabras uno orientado hacia el suelo y otro hacia el aire. Una vez hechas las detonaciones aseguró ver como los sujetos huyeron por la parte posterior de la morada, en dirección a la casa lindante.

Aquino habría llegado por sus propios medios hasta el hospital “Dr. Alejandro Flemning”, para recibir atención médica. Al lugar ingresó con una herida de arma de fuego con orificio de entrada en la espalda y fue revisado por el doctor Eduardo Peguero Curbelo. De forma inmediata se notificó a la comisaría sobre la situación, el aviso lo dio la enfermera Natalia Fernández.

Por la gravedad de la lesión que tenía el menor se dispuso el trasladado de urgencia hacia el hospital Julio Perrando, esto sucedió apenas ingresó al hospital de La Leonesa. Fue llevado en una ambulancia de la localidad y lo acompañó el doctor Daniel Becher.

El ingreso del joven al nosocomio resistenciano se dio a las 20.15 de este martes, de acuerdo a la Unidad de Seguridad Hospitalaria, de la Policía del Chaco. Al ser examinado por la doctora Adriana Luna se constató que “no presentaba signos vitales y tenía una herida de arma de fuego en el tórax”.

Los restos del menor fueron llevados a la morgue del hospital y de dio intervención a la fiscalía en turno.

El arma incautada por la policía es un revólver calibre 22 largo, con cachas de guampa, de color gris oscuro, marca Doberman. El tambor del arma tenía 8 balas sin utilizar y dos percutadas. Actuará en las pericias correspondientes el Gabinete Científico del Poder Judicial.