La bronca y la desesperación por las facturas “impagables” ganó la calle

Sáenz Peña. Vecinos autoconvocados se manifestaron anoche frente al edificio de Secheep para reclamar por “el excesivo aumento en la luz”.

Anoche un numeroso grupo de vecinos se manifestaron frente al edificio de Secheep de calle 11 y 10. Hicieron sentir su malestar por las tarifas de luz. Entre los reclamos que propugnaban su mulaestar, resaltaba el no pago de boletas, algunos proponían una medida de amparo y que “el ajuste les llegue a todos por igual”. “Tenemos que hacer una rebelón en paz” exclamaron, y fundamentaron “no podemos dejar que nos sigan metiendo la mano en el bolsillo, tenemos que reaccionar”.
Asimismo, las personas que llegaban al lugar eran invitados a firmar un petitorio, la cual será entregada esta mañana.
La abogada Adriana Molina, presente en esta convocatoria, invitó a los vecinos de la ciudad a hacer un apagón general, “tenemos que  hacerles ver a las autoridades que no podemos resistir una embestida como están haciendo con nuestro bolsillo. Para esto no hace falta comisión, no hace falta amparos, debido a que ya existe una medida cautelar”, dijo, al tiempo que agradeció a todos los vecinos que se acercaron a manifestarse.
Otros vecinos pidieron el acompañamiento de los diputados por Sáenz Peña, del intendente, “todos deben sumarse a esta convocatoria a todos nos afecta y tenemos que decidir qué hacer, si pagamos y o no”.
Luego de que varios vecinos expresaran su descontento con las facturaciones emitidas por SECHEEP fueron firmando un petitorio que será entregado esta mañana a las autoridades pertinentes de Sáenz Peña en lo que pretende ser otra manifestación similar.
También en Resistencia
Un centenar de usuarios de energía eléctrica pasaron por la sede de Secheep ubicada en la intersección de las calles Sáenz Peña y Arturo Illia para quejarse por las diferentes irregularidades de la factura del período de septiembre y el alto precio de la misma.
El encuentro comenzó con la junta de firmas de un documento que pide explicaciones a la empresa provincial, actividad propuesta por los dueños de un local de comidas, quienes recibieron una abultada factura.
“El mes pasado me llegó un monto de 12 mil pesos, yo me quejé y me dijeron que por varios meses no habían pasado a medir mi consumo, por lo que me cobraban un excedente. Lo pagué. Este mes me llegó 24 mil pesos, el doble, ya me pareció una falta de respeto. Además, es la misma medición que el mes anterior, pero con el monto doblegado”, contó la dueña del local.
Fuente: DiarioChaco