La Diócesis de San Roque cuenta con un nuevo sacerdote

Sáenz Peña. El sábado 12 de septiembre, en la Iglesia Catedral San Roque, de Presidencia Roque Sáenz Peña, Monseñor Hugo Nicolás Barbaro, ordenó sacerdote al joven Nelson Elián Ris. Por los impedimentos propios por la pandemia, numerosos fieles pudieron participar a través de los diversos Medios de Comunicación.

El nuevo sacerdote es oriundo de Tres Isletas y tiene 27 años. En diálogo con los Medios describió brevemente su vida y su vocación: “Siempre tuve una vida común y corriente como la mayoría de los chicos de mi edad. En ese contexto cotidiano y familiar realicé estudios primarios en la Escuela de Educación Primaria N° 122 y culminé con los estudios secundarios, en la Escuela de Educación Técnica N°20. Tuve mucho amigos tanto en la escuela como fuera de ella”.

Nelson destaca en particular el rol que tuvo su madre en la formación cristiana: “Pienso especialmente en la persona que me transmitió la fe, en el mejor de los modos, con el ejemplo y con pocas palabras, mi mamá. La acompañaba a Misa desde muy pequeño. Poco a poco me fue enseñando las cosas más elementales de la fe,como tratar a Dios y a la Virgen; en reiteradas ocasiones, a mis hermanos y a mí, nos contaba historias bíblicas». También destaco que «desde muy pequeño, tanto a mí como a mis hermanos, los ofrecía a Dios que Él haga lo que quiera con uno”.

En la adolescencia “comencé la catequesis de confirmación. Fue allí donde por primera vez comencé a pensar la posibilidad de servir como sacerdote. No entendía mucho, seguía con mis actividades cotidianas y siempre aproveché para compartir mucho con amigos. Cada tanto pedía a Dios de ser fiel a su voluntad. De nuevo pensé con detenimiento en el sacerdocio en un campamento de jóvenes. Fue una invitación fuerte de parte de Dios la cual recuerdo periódicamente”.

“Charlé algunas veces con el párroco de mi pueblo y me animó a participar de los encuentros mensuales que se hacen en el Seminario Diocesano Cura Brochero. Allí encontré un ambiente donde podía hablar con mucha libertad sobre cualquier tema o curiosidad, en particular preguntaba sobre la vocación de total entrega, entender que Dios nos llama a todos, a no tener miedo, a conocer mejor mi fe y a compartir con jóvenes de distintas parroquias que aprovechaban ese lugar para buscar lo que Dios quería para sus vidas. Con el paso del tiempo,recibí la Confirmación e ingresé al Seminario. Los últimos años, tuve la gracia de continuar mi formación al sacerdocio en el Seminario Internacional Sedes Sapientiae de Roma hasta el 2018”, finalizó.

Mensaje de Monseñor

En la homilía, Monseñor Hugo Barbaro, destacó la importancia de los sacerdotes en las circunstancias actuales: “En este Siglo XXI son más necesarios que nunca muchos sacerdotes, santos, bien preparados y entregados a la misión; y si son tan necesarios, Dios los quiere, y ¿por qué entonces no va a escuchar nuestras peticiones?: Señor, danos más sacerdotes, Señor, danos sacerdotes santos. Añado una razón más: tenemos que confiar más en los jóvenes, no subestimarlos; son capaces de gran generosidad, de responder con heroicidad total a Dios cuando perciben que un desafío vale la pena. ¿Y no vale la pena ser las manos de Cristo, la voz de Cristo, la presencia sacerdotal de Cristo? Qué alegría da sentirse instrumento para aportar luz en medio de tanta oscuridad, de tanta confusión como reina en todas partes y a todas las edades. Qué alegría darse por completo para preservar de la corrupción a la gente y al mundo entero, para que por la Palabra y la Gracia de los Sacramentos muchos resuciten a una vida feliz en Dios”.

El Padre Nelson Ris colabora en varias actividades en el obispado. También, luego de acompañar un año la parroquia de Santa Sylvina, asiste actualmente la laborar pastoral de la Parroquia San José de Presidencia Roque Sáenz Peña, entre otras actividades, como la Pastoral Universitaria.