• Home »
  • Política »
  • La Justicia federal le dijo «no» a la cautelar impulsada por Nallip Salomón

La Justicia federal le dijo «no» a la cautelar impulsada por Nallip Salomón

Sáenz Peña. Fue el mismo Nallip Salomón quien confirmó que la cautelar presentada para pedir que se realicen las elecciones internas este domingo, acto suspendido por el Consejo Provincial del Partido Justicialista, fue rechazada.

En la noche del jueves Salomón fue notificado sobre la decisión tomada por el Juzgado Federal N° 1 de Resistencia, que tiene competencia electoral, desde donde no hicieron lugar al pedido del dirigente peronista.

“Fuimos notificados de la Resolución del Juzgado Federal con competencia Electoral, sobre nuestra medida cautelar contra la decisión del Consejo Provincial del PJ de posponer las elecciones internas. El Juzgado no hizo lugar a nuestro pedido”, señaló Salomón.

De igual manera, Salomón manifestó que la medida “sentó jurisprudencia respecto a quienes pueden hacer los pedidos” y explicó que “antes sólo los candidatos y apoderados podían tener legitimación activa para hacerlo. Ahora los simples afiliados a cualquier partido político también pueden hacerlo”.

La resolución señala respecto a las elecciones que: “…resulta que no se encontraría vulnerado ningún derecho de los electores, toda vez que sus afiliados podrán elegir o renovar sus autoridades dentro de 6 meses”.

Salomón interpreta de ello que “la Justicia deja claro que en caso que no se realicen las elecciones en septiembre, si se vulnerarían los derechos de los electores, dejando abierta la posibilidad de intervención del Juzgado. Esto también resulta válido para el caso que se pretenda eliminar las elecciones PASO, o cualquier tipo de elecciones internas para cargos electivos (diputados, intendentes, concejales, gobernador)”.

Por último, Salomón comentó que “los objetivos legales están cumplidos, nuestro objetivo político es que sea la voluntad popular, mediante el voto libre, la que decida quién nos va a representar, y no una lista de ‘unidad’ basada en el apriete a los compañeros y compañeras, para bajar las listas legítimamente presentadas, de los que tienen miedo de escuchar el veredicto del pueblo”.