• Home »
  • País »
  • La oposición dispuesta a dialogar pero advierten que el llamado del Gobierno llega “tarde”

La oposición dispuesta a dialogar pero advierten que el llamado del Gobierno llega “tarde”

Buenos Aires. Urtubey, Peppo, Pichetto y Cobos coincidieron en elogiar el llamado del Gobierno con el resto de las fuerzas políticas, aunque señalaron que la convocatoria debería haberse hecho antes.

En la previa de la convocatoria del Gobierno al kirchnerismo para el acuerdo con la oposición Alternativa Federal (llamado peronismo «dialoguista» o «racional») y parte del radicalismo elogiaron la convocatoria. Aunque plantearon condicionamientos y cuestionaron que el llamado a otras fuerzas para acordar políticas de Estado a largo plazo no se haya hecho antes.

Los gobernadores peronistas de Salta, Juan Manuel Urtubey y del Chaco, Domingo Peppo; el jefe del bloque del PJ en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, y el senador radical, Julio Cobos, destacaron la convocatoria del presidente Mauricio Macri, que incluye a Cristina Fernández de Kirchner. Pero advirtieron en línea con Sergio Massa que no debe tratarse de «un acto de marketing» y que de alcanzarse un consenso con la oposición, «debe servirle al país».

Urtubey llamó a la reflexión a la clase política al afirmar que «la dirigencia argentina no es capaz de sentarse a discutir de algo». Dijo que «faltan un montón de temas a los planteados por el Gobierno» y coincidió en que la convocatoria «es tarde, debió haber sido más temprano, pero más vale tarde que nunca».

El gobernador de Salta y precandidato de Alternativa Federal advirtió que «hay un serio problema de inseguridad en gran parte de la dirigencia argentina, que cree que si se sienta con otro está abdicando de sus principios».

«Aquel que crea que porque habla con alguien diferente es menos firme en sus convicciones no se está dando cuenta que no está tan seguro de sí mismo». En relación a la convocatoria a la expresidenta dijo que se trata de «algo básico» y que dependerá de los convocados que vayan o no al debate.

En tanto, su par del Chaco, Domingo Peppo, recordó que hace tiempo que plantea la necesidad de este tipo de convocatoria y dijo que la Argentina «requiere y un gran acuerdo nacional». Consideró que el llamado se produce «un poco tarde», y anticipó: «Ese gran acuerdo seguramente no será fácil». Dijo que es «una buena medida inicial» y que «tiene que ser a largo plazo».

Indicó además que los diez puntos del plan que impulsa el Gobierno «son naturales en algunos casos obvios, necesarios» y consideró que debe haber cambios al programa original.

«El primero de los diez puntos debería ser uno que plantee que quien resulte presidente a partir del próximo 10 de diciembre lleve adelante este plan con mucha autoridad», dijo el mandatario.

Mientras que Pichetto dijo que el país «necesita algunos acuerdos y mostrar cierta previsibilidad a nivel de las obligaciones y compromisos que asumieron los distintos gobiernos», al participar del seminario «Democracia y Desarrollo».

Indicó además que el Gobierno necesita un marco de previsibilidad, algo que resultaría de un acuerdo con la oposición. Pero consideró que el programa que impulsa el Gobierno «es demasiado amplio o ambicioso».

«Tiene varios puntos y es difícil compatibilizar todo: yo lo hubiera acotado más a lo económico», dijo el jefe de bancada del peronismo en el Senado, que coincidió en que el llamado «llegó tarde».

Pichetto consideró que la convocatoria debe servir «para dar lineamientos a la previsibilidad del país». «En cambio, si se hizo como acto de marketing electoral, para sacar ventaja en los medios de comunicación o para polarizar, entonces no sirve», dijo el senador.

El senador y precandidato de Alternativa Federal vaticinó que «es probable que Cristina Kirchner se quede afuera», a pesar de la convocatoria del Ejecutivo a la expresidenta. «Ella nunca se sentó a una mesa de diálogo», criticó.

En tanto que Cobos, que integra la alianza oficialista Cambiemos, dijo también que el llamado a la oposición «se produce algo tarde» y recordó que tanto la UCR como parte del peronismo lo venían reclamando desde hace tiempo.

El senador dijo que eran muchos los dirigentes que pedían que se convoque a la exmandataria y aclaró que en caso que no se presente al debate «se harán con los que estén en la mesa de diálogo». «Es bueno escuchar la opinión de todos, que uno podrá compartir o no. Puede resultar además que en vez de consensuar diez puntos acordemos tres», ejemplificó.

Explicó que se necesitan grandes acuerdos con el resto de las fuerzas para avanzar en el desarrollo de áreas clave como la educación, la seguridad y la defensa. «Hubo respuestas que no fueron favorables, quizá las formas por ahí no han gustado, pero algún día habrá que sentarse con los dirigentes más representativos y encontrar puntos en común», indicó.