La UCR saenzpeñense aprovecha el tema «presos» para levantar la mano

Sáenz Peña. La UCR rechazó con un documento rotundamente lo que desde ese partido señalan como «el intento de liberación de 107 presos». Reclamos para La Justicia y Capitanich.

Firman el comunicado Nora Gauna; Daisy Suazquita; Silvina Canteros; Raul Brollo; Dorys Pacheco; Dante llanes y José Martín, quienes expresan su preocupación por la liberación de presos en el marco de la emergencia sanitaria por el Coronavirus.

“Repudiamos categóricamente este accionar en plena emergencia sanitaria y pandemia, que pone al descubierto las falencias del sistema, pero en modo alguno legitiman una liberación como la pretendida, máxime cuando  es de público conocimiento que no están dadas las condiciones para que esto ocurra. No existen elementos como tobilleras electrónicas y el servicio social del poder judicial se encuentra con  guardias mínimas, de manera que primero debe restablecerse el servicio en su totalidad, antes de proceder a cualquier medida”, expresa el comunicado.

Siguen diciendo que “entendemos que la sociedad toda está haciendo enormes esfuerzos económicos, cambios de hábitos para sobrellevar la pandemia y disminuir al máximo la posibilidad de contagio; y sufre incertidumbre, angustia y preocupación, como para sumarle otras inquietudes”.

PEDIDO URGENTE A CAPITANICH Y A LA JUSTICIA

“El gobierno de la provincia del Chaco y la justicia provincial deben arbitrar los medios para asegurar las mejores condiciones sanitarias a los detenidos y no olvidarse de los trabajadores del servicio penitenciario provincial, priorizando sólo el análisis de los casos del grupo en riesgo”, dicen.

Afirman que esto no significa conceder beneficios de prisión domiciliaria por la “situación de Covid-19”  al no estar dadas las condiciones operativas, destacando además que la liberación no puede realizarse sin cumplir con la notificación a las víctimas de los delitos, por lo cual solicitamos que se tenga extrema cautela y cuidado con el cumplimiento de toda la normativa, que es lo propio y fundamental en un estado de Derecho”.

Asimismo recomiendan a “los actores de la presente temática que procuren no generar expectativas inciertas a internos y familiares sobre la liberación y se proceda a garantizar la sanidad en el servicio sin cargar a la sociedad con tamaña responsabilidad, que está en cabeza de los funcionarios del Ejecutivo provincial y de la justicia”.

Por último, repudian categóricamente la liberación “de aquellos detenidos por delitos en contexto de violencia familiar o de género, a quienes no se les debe favorecer en modo alguno el acercamiento a sus víctimas”.