• Home »
  • Política »
  • Mosqueda, pese a acciones populistas, no consigue acompañamiento en la Termal

Mosqueda, pese a acciones populistas, no consigue acompañamiento en la Termal

Sáenz Peña. El intendente de Lapachito, que se olvidó del compromiso con su propio pueblo y apunta al Congreso, intenta sin éxito conseguir el acompañamiento del militante saenzpeñense enroscado en la eterna interna local.

Primero Gustavo Martínez y luego Peppo bajaron a Sáenz Peña buscando tranquilizar las aguas,y convocaron a quienes estaban alejados del trabajo electoral, al menos a la vista. La idea, dicen, del Gobernador es evitar otra durísima derrota en la Termal.

Para esto a algún iluminado se le ocurrió que en vez de enviar al intendente de Taco Pozo  Carlos El Chivo Ibáñez con una valija de plata para comprar voluntades, esta vez la coordinación la tenga otro intendente, Juan Mosqueda, proveniente de Lapachito y candidato a diputado.

«Por mi parte trabajaré en Sáenz Peña, junto a Mariel Gersel», explicó Mosqueda asegurando que así su rol en la campaña será realizar una distribución territorial. Es así que utilizó a su hermano Rogelio, funcionario de Educación, para ingresar a colegios secundarios a prometer cosas al alumnado.

Pero también, con el visto bueno del Partido y su dirigencia busca en los barrios más adhesión y trabajo político de militantes, aunque la respuesta obtenida es la misma de hace un tiempo: el enojo por el manoseo permanente, el abandono y la persecución hacia los mismos compañeros por parte de dirigentes modelo 2016 un Gobierno provincial que pareciera nada tuvo que ver con los 8 años anteriores de mandato.

Mosqueda recorre barrios entregando pelotas y camisetas, y en Sáenz Peña solo le piden que «paren las persecuciones» del Peppismo de «paladar negro», conformado por el mismo grupo que hasta hace algunos meses se cortaba un brazo en defensa de Coqui o en algún tiempo de Peche y Rozas.

Como punto positivo Mosqueda tiene a su favor que la gente no lo conoce entonces su ramillete de mentiras tiene aroma a nuevo. Pero en lo negativo además de que en los barrios nadie sabe quien es, la gente le gurda recelo a alguien que asumió una responsabilidad ante todo un pueblo pero que por ambición no duda en abandonarlos.